PREGUNTA:

Álvaro, tengo una curiosidad relacionada con el envío de boletines y emails de mis clientes a sus bases de suscriptores, servicio que estoy implementando.

Si un cliente mío me brinda su base de datos para enviar su boletín desde mi servidor, y esa base de datos no es de suscriptores voluntarios (aunque él asevere lo contrario), es posible que YO pueda llegar a tener algún problema relacionado con el spam por estar enviándolos desde un servidor de mi hosting?

Todavía no implementé este servicio pero estoy pensando en hacerlo, con mi autorespondedor de Optin Master y en un futuro cercano con otro más poderoso. Pero tengo ciertos temores relacionados con el asunto del envío y no sé bien cómo manejar ese tema. Si pudieras iluminarme con este asunto te lo agradeceré mucho.

RESPUESTA

Efectivamente SI puedes tener problemas de ser acusada de spam, precisamente por que los estás enviando desde tu servidor.

A tu proveedor de servicio no le importa si es un email tuyo, de un cliente, o de cualquiera. Si reciben una queja de spam… como mínimo te bloquean la cuenta, te pueden incluir en las listas negras de los diferentes servidores y bases de datos de spammers. En el peor de los caso, te pueden obligar a pagar multas o te pueden demandar.

Es un tema muy espinoso.

Ahora, ¿Por qué vas a asesorar o prestar servicios a una persona en la cual no confias?

Si tienes dudas que su base de datos no sea 100% voluntaria (“aunque asevere lo contrario”) es mejor que no hagas negocios con él.

Ahora, otra opción que tienes es que abras un dominio completamente ajeno al tuyo y desde allí ofrezcas el servicio. SIN EMBARGO, si vas a prestar el servicio a varios clientes, ten en cuenta que el ACTUAR de uno puede perjudicar a todos los que te contraten el dominio.

Como anécdota, te comentaré que en 1998 o 1999 monté un sitio web que ofrecía el servicio de autorrespondedores por una mensualidad. Mi política de spam era muy estricta: una sola queja de spam, la cuenta era dada de baja “sin preguntas” y no habia lugar a devoluciones de dinero.

A pesar de lo estricto de mi política antis.pam uno de los usuarios hizo caso omiso de ello, mi proveedor de servicio me cerró mi cuenta… y fueron mas los dolores de cabeza comparados con la rentabilidad del negocio, que tomé una decisión radical:

NUNCA, nunca ofrecer este tipo de servicios. Y, si lo vas a hacer, tienes que tener todos los recursos técnico, humanos y legales para soportar dicha estructura.

INCLUSO, algo que la gente no habla mucho es lo que se conoce como SPAMVERTIZING y es muy diferente al SPAM.

Básicamente puede que tu no hagas S.PAM, pero si contratas una campaña de s.pa.m a una de las empresas que ofrecen este servicio, los proveedores ya no solo miran si el email se generó en sus servidores sino en las personas o empresas que se promocionan mediante sp.am.

Si te acusan de spamvertizing, también tendrás dolores de cabeza.

Anécdota:

En alguna ocasión un boletin de entretenimiento de Miami, decidió copiar textualmente la parte final de mi boletín en donde coloco un link hacia las POLITICAS DE CONFIDENCIALIDAD en mi sitio web.

Pues a esta persona, le pareció que podría implementar algo parecido en el suyo y simple-mente “copió y pegó” mi texto completo y no se tomó el trabajo de modificar el link hacia su propio sitio web, hacia su propia página de confidencialidad.

Resultado: me acusaron de s.pamvertizing, simplemente por que el link iba a mi web.

Afortunadamente me contacté con ellos, corrigieron el problema PERO tuve que entrar a demostrar mi INOCENCIA.

Supuestamente uno es “inocente hasta demostrar lo contrario”…. MENTIRA. Cuando de s.p.am se trata, tu eres “culpable hasta que no demuestres lo contrario”.

En resumen… CUIDADO

Pin It on Pinterest

Share This