A pesar de utilizar Google Adwords, las páginas de aterrizaje son un juego de plantillas de páginas, una en forma de sitio web, y otra de optimizador de imágenes.

Una de las principales características de éstas no es conseguir prospectos sino directamente vender un producto, es decir, que más que una carta de aterrizaje es una carta de ventas. La primera particularidad que tiene una carta de ventas efectiva o de alta conversión es que debe darle al visitante una y solamente una alternativa.

La mayoría de gente no tiene en cuenta esto y lo que hace es enviar al usuario a una página de aterrizaje que hace parte de una estructura de blogs, donde no solamente se está presentando la oferta de un producto, sino que se les da a leer otras cosas, además se les envía  a Twitter, se dan posibilidades de suscripción al canal de RSS, se les pide que compartan en Skype, que comparta en Facebook. En fin, 50.000 llamados a la acción, cuando lo que realmente se debe hacer es enviar a una página o a una carta de ventas de una única acción.

Y esa única acción es: o compran o no compran. Lo demás confunde al prospecto, con tantas posibilidades se le resta  importancia a lo que debería tener una página de aterrizaje.

Es recomendable, cuando se está derivando tráfico a una carta de ventas,  realizar una sola acción. Cualquier otra cosa que evite, distraiga o lleve a que la persona tome alguna acción diferente a la que se quiere es algo no deseado. De tal manera que se debe tener una página de aterrizaje de una única acción.

Las cartas de venta se enfocan a un único objetivo, debido a esto, cualquier cosa que se aleje de ese objetivo simplemente se debe omitir.

Pin It on Pinterest

Share This