Una de las cosas que más preocupa a los negociantes de Internet es la competencia, pero no deberíamos preocuparnos tanto por esto, ya que cuando hay competencia es porque hay gente que está ofreciendo productos a un  nicho de mercado y, en este caso en concreto nuestro, están ofreciendo lo mismo, quiere decir que hay una demanda y que la gente está comprando.

El hecho de que haya más gente en Google AdWords promocionando nuestros productos es algo sano: es un indicador de que existe un mercado vivo y un público de gente que está comprando. La clave está en posicionarnos de una manera completamente diferente a la de ellos.

Desafortunadamente, muchas personas creen que la mejor forma de diferenciarse de la competencia es entrando en la guerra de precios y así, estarán condenados a la muerte comercial. Porque como emprendedores, nunca debemos diferenciarnos basándonos en el precio. Si  lanzamos un producto al mercado y al poco tiempo, sale un producto muy similar, de la misma temática, un producto que está tratando de resolver un problema y lo venden por la tercera parte de lo que nosotros lo vendemos no debe preocuparnos, estemos seguros de que  podemos posicionarnos de una forma completamente diferente a esa competencia y nos va a quedar mucho más fácil vender nuestro producto, a pesar de que es dos o tres veces más costoso, porque somos una empresa que sí transpira confianza y credibilidad y llevamos mucho más tiempo en el mercado.

Si encontramos competencia desleal en Internet, es decir, una persona que vende algo a la mitad de precio o a la tercera parte del precio de lo que lo estamos vendiendo, no hay ningún problema. Seguramente vamos a tener un verdadero retorno de la inversión, porque estas personas que están vendiendo por debajo del precio, tarde o temprano, van a tener que discontinuar sus campañas en Google AdWords porque no les están siendo rentables.

Y esa es una de las cosas brillantes del marketing de respuesta directa o la publicidad de respuesta directa o el comprar publicidad en Google AdWords, porque mide toda la labor publicitaria. Podemos saber  exactamente cuántos clic se están produciendo hacia nuestra carta de ventas, cuántos de esos visitantes que nos estaba mandando Google se están convirtiendo en clientes, y también sabremos si es posible subir el costo que le estamos pagando a Google. Si mantenemos todas estas mediciones, seguramente vamos a tener rentabilidad, mientras que las otras personas no. La competencia, como siempre, es sana si estamos todos vendiendo algo legal.

En Internet no existe competencia, sino coopetencia, es decir, ver aquellos competidores con la lupa de que pueden ser colaboradores nuestros; de tal manera que podemos promover sus productos, ellos puedan promocionar los nuestros y, muy seguramente, si todos tenemos un abanico de productos o servicios para ofrecer, los nuestros se van a complementar con los de la otra persona.

En nuestro nicho de mercado también hay algunos jugadores que prefieren ser solitarios y lanzan sus propios productos sin hacer alianzas estratégicas con otros importantes representantes de su nicho de mercado y realmente dejando mucho dinero en el camino. ¿Están vendiendo sus productos? Sí, ¿Son buenos sus productos? Sí, también, pero seguramente, sus resultados e ingresos económicos serían mucho mayores si comenzaran a establecer alianzas estratégicas con otras personas. De hecho, la variable que nos permite crecer de una forma más rápida es la alianza estratégica.

En cualquier nicho de mercado que estemos trabajando, no trabajemos como un ente solitario, sino que hagamos alianzas con personas o empresas de nuestro sector para poder crecer.

Pin It on Pinterest

Share This