Cuando tiene que promover un producto en el que usted cree, una de las preguntas más comunes es: “¿cómo?” La manera mejor de promover un producto en el que usted cree es, realmente, probar el producto. Por ejemplo, si usted está promoviendo un e-libro, usted puede desear leer el e-libro en cuestión. De hecho, si usted lo pide, pueden darle el e-libro en forma gratuita o por un precio con descuento.

Si usted está interesado en unirse a un programa de afiliados preparado por un minorista, ganará la comisión de todas las ventas, no sólo de un producto particular. Para probar cómo es, usted puede pensar en hacer un pedido, aunque solo sea uno muy pequeño.

Esto le dará una impresión de primera mano del programa de afiliados que usted estará promoviendo en su propio sitio.

Quizás, la razón más importante por la que usted debe probar un producto es porque si no le gusta, existe una gran posibilidad de que a sus clientes tampoco les guste. En cierto modo, usted puede mirarlo como que está proporcionando un servicio al público en general, por lo menos a los usuarios del Internet.

Si no está de acuerdo con vender un producto de calidad pobre, usted estará haciéndoles ahorrar dinero a otros consumidores. De hecho, usted debe estar orgulloso por negarse a hacer negocios con un programa de afiliados que no mantiene una buena calidad en sus productos.

Otra razón por la que usted debe evitar hacer negocios con un programa de afiliados que vende un producto de baja calidad, es por su reputación. Aunque usted solo esté dirigiendo clientes al sitio donde ellos pueden comprar el producto en cuestión, todavía pueden recordarlo a usted por la parte que tuvo en la venta. ¿Quiere ser recordado como el hombre –o la mujer– que recomendaron un producto que no valía el dinero que pagó por él?

Como ya he expresado, usted puede estar ganando dinero con un programa de afiliados, aun cuando el producto que está vendiendo no sea tan bueno como podría ser. Pero la verdad es que si usted pretende seguir ganando dinero, lo más probable es que no dure para siempre. De hecho, usted podrá ver cómo sus ventas van disminuyendo, ¡si la disminución no ha empezado ya! Usted tiene que recordar que sus clientes hablan.

Si un cliente no está satisfecho con el producto que compró, se lo dirá a sus amigos, familiares, y compañeros de trabajo. Ellos pueden inclusive escribir comentarios negativos en línea. Estos comentarios negativos, pueden causar que otros consumidores eviten la compra del producto que usted está vendiendo, así como todo lo que haya su sitio Web en general.

El dinero que puede ganar enseguida, puede parecer bueno en un primer momento, pero usted necesita pensar a largo plazo. ¿Sabe qué es lo que quiere hacer en el futuro, ya sea ahora o dentro de unos años? Si usted es como la mayoría de las personas, lo más probable es que no tenga ninguna idea. ¿Y si quiere crear sus propios productos para vender en línea?

Como ya le dije, lo que usted hace en línea ahora, puede regresar como un boomerang. Por eso es importante que piense en su futuro, en el negocio, y se dé cuenta de lo que puede traer consigo. Si su sueño es un día empezar su propio negocio en línea, debe evitar la mala publicidad; esa mala publicidad que puede llegar de la mano de un mal programa de afiliados, con malos productos.

Aunque ya le he aconsejado que usted puede probar los productos que estará promoviendo a través de un programa de afiliados, probar no es su única opción. También puede investigar un producto en línea. Leyendo las críticas de muchos de los clientes –buenas y malas-, puede tener una clara visión del producto que usted puede tener que vender. Eso también puede ayudarlo a decidir si es o no un producto con el que usted desee estar asociado.

ALVARO MENDOZA

P. D.: Si promociona productos de un programa de afiliados en el que usted cree, no solo le hará sentirse bien con usted mismo, ¡sino que también lo ayudará a aumentar sus ventas!

Pin It on Pinterest

Share This