La mayoría de los que visitan un nuevo sitio Web, no tienen intención de comprar algo. Casi siempre, todos los que visitan los nuevos sitios navegan por Internet para obtener información, y de pronto tropiezan con su sitio Web. Hay algunos compradores compulsivos; personas que comprarán en su sitio en la primera visita. Aunque la mayoría de los visitantes saldrá sin comprar nada, y usted se encontrará preguntándose por qué su contador de visitantes sigue aumentando y sus ventas no mejoran.

En la generalidad de los casos, visitarán varias veces su sitio Web para ver los nuevos productos o servicios antes de decidir comprarlos. Para conseguir el máximo de sus ventas y capitalizar a los visitantes que pasan a visitar su sitio sin hacer una compra, usted necesitará hacerles un seguimiento varias veces. Una lista de correo electrónico es una manera de hacerlo, desde el momento en que usted puede mostrar al mismo mercado los mismos productos, tantas veces como desee.

Para manejar con éxito una lista de correo electrónico por suscripción, usted necesitará algo conocido como un autoresponder. El autoresponder es un gran recurso para su sitio Web, porque él, virtualmente, puede manejar cualquier correo electrónico que usted reciba. Usted puede pensar en estas herramientas como vendedores que nunca se enferman y siempre están allí para contestar: 24 horas por día, los 7 días de la semana. Ellos también le harán el seguimiento a sus clientes cuando usted les dé las indicaciones de lo que deben hacer, agregando la información también a su base de datos.

Los autorespondedores son herramientas muy útiles para que las personas puedan subscribirse de manera automática. También puede capturar y manejar bases de datos del correo electrónico que recolecta del tráfico de su sitio Web. Una vez que usted haya firmado en su cuenta del autoresponder, puede usar un formulario y capturar el nombre y dirección de correo electrónico de cualquiera de los visitantes de su sitio Web. Y cuando tenga esa información, puede agregarla a su lista de clientes para hacerle llegar más información sobre sus servicios y productos.

Hay muchos otros usos también para el autorespondedor. A la vez que manda correos electrónicos personalizados a sus clientes, usted puede enviarles –también gratuitamente– los detalles de sus productos, alguna información útil, u ofertas especiales de sus productos y/o servicios. Puede agregar cualquier cosa que desee en un autoresponder, y mandarlo cuando usted lo decida. Usted también puede enviar un mensaje a todos los de su lista al mismo tiempo con información útil, y eso puede ahorrarle mucho tiempo.

Puede conseguir un programa de autoresponder para su sitio Web de varios tipos y con diferentes condiciones. También pude obtener scripts (software) para agregar a su sitio Web, aunque normalmente no se recomiendan. Muchos prefieren comenzar dándole a un tercero el servicio, para que opere el autoresponder por usted. Este tipo de autoresponder es conocido como de “alojamiento remoto”, y demuestra ser muy beneficioso para aquellos que no quieren operar el autoresponder ellos mismos.

Si usted mismo quiere ejecutar su autoresponder, siempre puede acudir a los programas del autoresponder alojados localmente. Estos programas le permitirán ejecutar el autoresponder, dándole el mando total. Para hacerlo de esta manera, usted necesitará comprar un programa de autoresponder, y luego instalarlo en su ordenador o a través de su sitio Web.

Para comenzar en la dirección correcta, todo lo que usted necesita hacer es hallar un autoresponder. Y para encontrar uno, todo lo que usted necesita es ir a un Motor de Búsqueda como Google. Recibirá centenares de resultados diferentes, incluyendo los programas gratuitos. Mi sugerencia es que trate de evitar los programas de autorespondedores gratuitos, porque recibirá muchos más servicios de uno pago.

Pin It on Pinterest

Share This