Si tu respuesta fue “recientemente no” o “nunca”, te entiendo.

Yo tampoco, PERO en muchos países o regiones es perfectamente normal, común y corriente comer hormigas.

En muchas culturas, como por ejemplo en regiones de África, Asia y Sur América, las hormigas son -incluso- la principal fuente de proteínas. De hecho, en un reporte de las Naciones Unidas, 2 mil millones de personas alrededor del mundo consideran que los insectos son un manjar, una delicadeza e incluso alimentos de primera necesidad.

Además, los insectos generalmente tienen un alto valor nutricional y le gana tanto a las carnes rojas como al pescado, en la cantidad y calidad de proteínas que contienen. Son ricas en fibra y en micro-nutrientes saludables, razón por la cual las Naciones Unidas dicen que los insectos son la comida ideal del futuro.

Supongo que comer escorpiones, hormigas y gusanos probablemente no van con tu dieta (conmigo tampoco).

Entonces, ¿por qué tenemos nociones diferentes de lo que es o no delicioso?

Son nuestras IDEAS FIJAS acerca de lo que es repugnante y que es saludable.

Dicho sea de paso, la comida NO es el único lugar en que nuestras ideas fijas se interponen.

Las IDEAS FIJAS también se interponen en la forma en que creamos productos y en la forma en que le colocamos un precio a nuestros productos o servicios.

Alguna de las IDEAS FIJAS que pueden interponerse en el camino:

– Nadie va a pagarme esa cantidad

– Mi producto (o servicio) no vale tanto

– Hay muchas otras cosas importantes en la que la gente gasta su dinero

La verdad del asunto es que…

– Casi siempre encontrarás un competidor que cobra (y le pagan) más de lo que tu cobras

– La única persona que te limita, eres TU mismo

– La gente SIEMPRE gastará más dinero en lo que ELLOS desean, aun cuando para tí no cobre la misma importancia

¿Qué ideas fijas te están deteniendo para cobrar precios más altos por tus productos y servicios?

Piénsalo.

Mucha gente -incluso puede que tú seas uno de ellos- piensa que no es posible ganar dinero por Internet, o que no pueden tener un negocio propio…

Otros que ya lo tienen piensan que no es posible tener un flujo ilimitado de clientes que te compren tus productos una y otra vez…

Qué equivocados están.

¿Quieres comprobarlo? Haz clic aquí.

Pin It on Pinterest

Share This