Las conversiones son el porcentaje de personas que han realizado la acción que determinamos en nuestro sitio web. Por ejemplo, si llegan 100 personas a la página de prospección y se suscriben 20 al boletín, tendremos un 20% de conversión.

Ahora bien, Google Adwords es el sistema de Publicidad de Google, donde se paga únicamente por cada visitante que ingresa al Sitio Web, y en este caso deberemos medir de cuánto es la inversión y determinar los clics para conocer  el porcentaje de conversión. Mejor veamos un ejemplo:

Invertimos 20 dólares para llevar 100 personas a la Carta de Venta, sí dividimos 20 (que es lo que decidimos pagar) en 100 (personas que hacen clic en el anuncio), obtendremos como resultado 0,20. Ese es el valor que pagaremos a Google por cada visitante.

Supongamos que el tráfico lo estamos llevando a una Carta de Ventas de un producto que cuesta 47 dólares y nadie lo compra. Tendremos una tasa de conversión del 0% además de la pérdida de inversión.

Sin embargo, si realizamos una Carta de Venta que se ajuste a las necesidades de nuestro público objetivo e invertimos 20 dólares para llevar 100 visitas al sitio web y cuatro personas compran el producto, obtendremos un 4% de conversión, y eso está muy bien, más aún si recién empezamos.

¿Cómo se traduce ésta conversión en dólares?
Hemos invertido 20 dólares y obtenido 188 (que es el valor de un producto de 47 dólares por 4 ventas realizadas), por lo tanto la ganancia final es de 168 dólares.

Finalmente, la sugerencia es comenzar a analizar las tasas de conversión de las campañas de Google Adwords para conocer así cuales son los resultados que se están obteniendo, ya que cuando hablamos de Marketing nada debe ser librado al azar.

Pin It on Pinterest

Share This