Mientras a las personas se las comienza a considerar viejas (y obsoletas) en el mundo laboral después de los 35 años, con las empresas no sucede lo mismo. Las que consiguen superar las barreras del tiempo, las que pueden soportar las peores tempestades, tienen larga, larga vida. L’Oreal, a los 118 años, es clara muestra de ello: ¡Vive la eterna juventud!

Aunque a lo largo de su historia ha estado ligada a algunos escándalos, l’Oreal hoy está más fuerte que nunca. No solo se mantiene como líder de la industria de los cosméticos, sino que se consolida como referencia también en dos campos cruciales para no envejecer: la permanente la investigación científica y la innovación tecnológica.

A comienzos del siglo pasado, exactamente en 1907, l’Oreal surgió cuando el joven químico francés Eugéne Schueller, de ascendencia alemana, creó la fórmula sintética de un tinte para el cabello. El Auréalle, se llamaba el producto, cuyo nombre evocaba a una aureola y también se denominaba así a un peinado de moda por aquella época.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Durante más de un siglo, l’Oreal ha sido referente de la industria de la belleza y el cuidado del cabello.

Durante más de una década, Schueller formuló y fabricó sus propios productos, que luego vendía a los peluqueros de París. A mediados de 1919, sin embargo, la empresa dio un paso al constituirse la Societé Fraçaise de Teintures Inoffensives verter Cheveux (Sociedad Francesa de tintes inofensivos para el cabello).

En 1928, el negoció continuó su expansión: adquirió la Societé des Savons Français, más conocida como Monsavon. Esa estratégica jugada le permitió diversificar el negocio y entrar en un universo muy atractivo: el mercado de productos de consumo. De paso, la empresa se afincó en Clichy, donde todavía se encuentra la sede principal de la empresa.

Ese mismo año, la compañía lanzó un producto revolucionario: la loción capilar. Por aquel entonces, lavarse el cabello no era un hábito, pero el mercado pedía a gritos una solución para este problema. L’Oreal creó, entonces, O’Cap, una espuma que dejaba limpio el cabello y, lo mejor, no se necesitaba lavar con agua. ‘La champaña del cabello’ se llamó a este producto.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

L’Oreal fue creada en París en 1907, pero hoy está presente en todo el mundo.

La década de los 30 marca las primeras polémicas para la empresa. Schueller desveló sus afinidades con las facciones nazis en Francia. Hay abundante documentación histórica en la que se sustenta el rol que cumplió este empresario durante ese negro período de los años 40 y 50: primero, financiando la causa; luego, ocultando a los que eran perseguidos por las autoridades.

En esa década de los 50, dos sucesos marcan la historia de la compañía. Primero, la aparición de Régé Color, un producto de coloración capilar directa, que por supuesto revolucionó el mercado. Luego, la instalación de la marca en Estados Unidos, en 1954, una acción que dio paso a la internacionalización y a la consolidación económica de la empresa.

Amplía los horizontes

Ese crecimiento y esa consolidación se concretan en un cuarto de siglo, un período que puede ser enmarcado entre 1957 y 1982. Es lo que la propia empresa denomina los años de la gran l’Oreal. La adquisición de marcas estratégicas fue crucial para alcanzar los objetivos propuestos: la internacionalización y la globalización de la marca. Ambos se cumplieron a cabalidad.

Tras la muerte de Schueller, en agosto de 1957, las riendas fueron asumidas por François Dalle, que le dio un nuevo impulso a la compañía. Con visión futurista, fue el que inició y llevó a cabo la política de adquisiciones selectivas y el que empezó también una era dentro de la empresa: la de la capacitación, una labor que aún hoy brinda grandes réditos.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

La permanente investigación científica le ha permitido a l’Oreal ser líder de su industria.

Logró también que l’Oreal ampliara sus horizontes: entró a nuevos nichos del mercado y estableció canales de distribución diferentes a los tradicionales para ampliar la cobertura. Y le dio un gran impulso a la investigación científica, el campo en el que la empresa hoy sigue siendo líder y referencia del mercado. Y se esforzó para que la belleza dejara de ser algo elitista y los productos llegaran a nuevos consumidores.

En los años 60, otros pasos fundamentales. Desde 1963, l’Oreal cotiza en la bolsa de París, una jugada que le ha permitido disponer de recursos suficientes sin importar los vaivenes de la economía, y recapitalizarse en múltiples ocasiones. Un año más tarde, adquiere Lancome, la famosa marca de perfumes, cuidado de la piel y maquillaje.

Por esa misma época, l’Oreal genera una revolución en los salones de belleza: a los servicios de coloración y estilo ya posicionados, agrega uno muy esperado y valorado: el cuidado del cabello. Comienza la era del cuidado profesional del cabello, de la mano de la línea Kérastase, un tratamiento sofisticado que incluye el masaje capilar y el tratamiento del cabello.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

La sede principal de l’Oreal está ubicada en Clichy (Francia). Tiene sucursales en 130 países.

La década de los 70 trajo otra opción determinante: Nestlé, la multinacional suiza de alimentos y bebidas, con la que l’Oreal tenía relación desde los años 40, se convierte en accionista de la empresa. Esta transacción le brinda dos beneficios muy importantes: solidez económica y la posibilidad de expansión al mercado asiático, en especial al de Japón.

De esa unión surge el Centro Internacional de Investigación Dermatológica (CIRD), ubicado en el parque tecnológico Sophia Antipolis, en las afueras de Niza (Francia). Esta institución fue creada con un objetivo específico: mejorar el conocimiento de la fisiología de la piel y del proceso de envejecimiento, con el fin de desarrollar productos específicos.

‘Porque yo lo valgo’

En la década de los 90 y el comienzo del siglo XXI, l’Oreal continúa por la misma senda: adquisiciones e impulso a las investigaciones para el desarrollo de nuevos productos, aunque con una característica: que sean amigables con el medioambiente. Hoy, l’Oreal es una empresa mundialmente conocida y aceptada y se traza otros horizontes.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoaza

La gama de productos de l’Oreal es prácticamente inagotable. Es la preferida de las mujeres.

En la era de la globalización, la empresa entiende que no hay un modelo de belleza único y que es necesario adaptarse a las exigencias y gustos de cada cliente, de cada cultura. Eso implica el respeto por la diversidad, por los orígenes étnicos, por el nivel educativo. Y no se detiene en el campo de la investigación y de la innovación, en los que avanza con rapidez.

El eslogan ‘Porque yo lo valgo’, que se lanzó en Estados Unidos en 1971 para promocionar las ventas del tinte Préférence, hoy se transformó en ‘Porque yo lo valgo’. Con ese mensaje, más una amplísima gama de productos de primera calidad, l’Oreal continúa como número uno del mercado y mantiene su política de adquisiciones y desarrollos.

La muerte de su fundador Eugéne Schueller, en los años 50, bien pudo marcar el fin de l’Oreal. Sin embargo, el legado estaba bien sustentado: quienes lo siguieron en los cuerpos directivos entendieron a la perfección qué debían hacer para consolidar la empresa y ampliar los horizontes del mercado y llevaron a cabo la tarea con acierto.

Y se prepara para lo que viene: según estudios realizados por la propia marca para detectar las tendencias del mercado, en 2020 habrá mil millones de personas con edades entre los 45 y 59 años. Por eso, sus esfuerzos se enfocan actualmente de manera especial al desarrollo de productos que prevengan el envejecimiento y se sientan bellos en esa etapa de la vida.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

L’Oreal le enseñó al mundo que el cuidado del cabello es una ciencia.

Está claro que un emprendedor como tú o como yo no puede convertirse en un l’Oreal, un monstruo de la industria. Sin embargo, sí podemos aprender, y mucho, de las lecciones que nos brinda su historia. Siempre está un paso delante de la competencia, investiga e innova, conoce muy bien el mercado y satisface claramente sus necesidades.

Con más de un siglo a cuestas, hoy l’Oreal goza de las mieles de la eterna juventud. Las políticas le han permitido a la empresa mantenerse vigente a pesar del paso del tiempo y también le han dado las herramientas para incursionar con éxito en nuevo mercados. Su historia, sin duda, es un manual de marketing, una biblia de cómo hacer negocios y tener éxito.

¿Quieres saber más de l’Oreal?
Web:
http://www.loreal.es/ (España)
Web: http://www.loreal.com/ (sitio internacional, en inglés)
Facebook: http://bit.ly/2qkWAKa
Twitter: https://twitter.com/lorealparis
Instagram: https://www.instagram.com/lorealbeautyforall/
YouTube: http://bit.ly/2rmCbZw
Pinterest: https://co.pinterest.com/lorealparisoff/


Pin It on Pinterest

Share This