“Si no sabes a dónde vas, es probable que no llegues allí”

El jugador y administrador del equipo de los New York Yankees, Yogi Berra, estaba en lo cierto cuando dijo esta frase. Es un excelente pensamiento para mantener en la mente durante tu vida laboral.

Podrías sorprenderte de cuántas personas no saben que es lo que desean para el resto de su vida laboral. Por otro lado, tú mismo podrías ser una de esas personas. De ser así, ahora es el momento se ser orientado a las metas. Cuando sabes a dónde vas, ese es uno de los pasos más grandes para asegurarte de que llegarás allí.

Cuando te estés preparando para ir a trabajar en las mañanas, ¿Cuál es el primer pensamiento que llega a tu mente con respecto al tema de tu meta actual? Si tú eres como muchas personas, tú no piensas acerca de ello como si fuera una meta en lo absoluto. En su lugar, tú puedes estar pensando acerca de lo mucho trabajo que tienes que hacer, o que tan bueno será el cheque de pago al final de la semana. Si tú cambias tus pensamientos hacia una meta, tú serás mucho más productivo.

Dependiendo de la naturaleza de tu trabajo, las metas pueden tomar una variedad de diferentes formas. Puedes tener algo que producir por tu propia cuenta, o puede ser que seas parte de un equipo. Puede que tengas un sentido muy positivo de auto-disciplina o trabajar muy bien como jugador de equipo. Cual sea que describa mejor tu posición en tu vida laboral, ser orientado hacia las metas incrementará tu productividad.

Ser orientado hacia las metas no necesariamente significa enfocarte sólidamente en un enorme objetivo. Si tú comienzas a verlo como un número de pequeñas metas, cada una de ellas que logres completar proveerá dos beneficios. Cada una te motivará más para continuar, así como acercarte cada vez más a esa gran meta final.

Nada puede ser logrado de una noche para otra. Cualquier cosa que realmente vale la pena requiere tiempo, esfuerzo y trabajo. Cuando estableces tu panorama en ambas tanto la meta grande a la distancia como todas las pequeñas metas que necesitas realizar para llegar a ella, pronto verás que tan más productivo serás en cada paso del camino. Simplemente ir con la corriente y no poner énfasis en tus metas te retrasará. No lograrás mucho si es que no te enfocas en lograr algo siquiera. Cuando sabes a dónde estás yendo, esa es la forma más segura de saber que finalmente llegarás allí.

Vía Produce Más, Trabaja Menos – Sé Orientado a las Metas

Pin It on Pinterest

Share This