En este episodio de “El Show Del Padrino“, Álvaro Mendoza, nos habla de la quinta regla del marketing: Crear Sistemas Efectivos para el correcto funcionamiento de tu negocio.

Parte de la serie “7 Reglas de la Prosperidad Empresarial

7 Reglas de la Prosperidad Empresarial

1. Definir Un Mensaje Claro
2. Elegir el Mercado (Público) Adecuado
3. Usar el Medio o Medios Adecuados de Respuesta Directa
4. Pensar como un Empresario
5. Crear Sistemas Efectivos
6. Obtener el Máximo Valor de Tu Día
7. Construir una Red de Soporte Poderosa

¡Bienvenido! Poco a poco nos acercamos al final de este recorrido por las 7 Reglas de la prosperidad empresarial en la nueva economía, mi libro que próximamente ofrecerá dos novedades: estará en español y en versión digital. El presente video está relacionado con la quinta regla: Cómo crear sistemas efectivos.

Si concebimos que el marketing es la sangre de tu negocio, los sistemas y los procesos son las venas, de ahí su importancia. Sin ellos, es imposible cumplir ese anhelo de que tu negocio sea efectivo.

Veamos un ejemplo: seguramente, alguna vez comiste en un restaurante McDonald’s, que está presente en prácticamente todo el mundo. ¿Qué caracteriza a esta marca? ¿La calidad de sus hamburguesas? Huummm, tal vez no.

Es probable que me digas que en casa tú prepararas una hamburguesa más nutritiva y más sabrosa que la de McDonald’s, y te creo. Sin embargo, la característica que hace especial a esa empresa es que tiene procesos y sistemas detallados para cada una de las actividades que allí se realizan.

Sus sistemas están tan bien documentados, que cualquier empleado novato puede sustituir a uno veterano sin que se note diferencia alguna, de la misma manera que la hamburguesa que se come en Miami es la misma que se hace en París o Tokio.

Que quede claro que cuando hablo de sistematización de procesos no me refiero a que estén computarizados, sino a que cada tarea está detallada por escrito, explicada, lo mismo que cada cargo, con sus funciones, sus responsabilidades, sus alcances.

Otro ejemplo exitoso de procesos y sistemas nos los ofrecen las ensambladoras de automóviles o las fábricas de partes electrónicas, que son muy organizadas; allí, casa paso que se da es parte de una secuencia y todo, absolutamente todo, desde la fabricación de un auto hasta la del chip de un computador, se hace de manera más rápida y más eficiente.

¿Por qué tener documentados los procesos con manuales de procedimiento, por qué implementar un sistema operativo? Porque es la única forma de ofrecer productos o servicios de alta calidad una vez, y otra vez, y otra vez, sin importar si trabajas solo o estás respaldado por un equipo.

Son muchos los empresarios que pueden decir, con orgullo, que en sus empresas hay procesos y sistemas. Sin embargo, si te pido que me presentes tu sistema de marketing, ¿podrías hacerlo? La experiencia me ha demostrado que la gran mayoría de emprendedores no tiene un sistema de marketing y eso significa, literalmente, que están desperdiciando su dinero, lo malgastan en actos al azar en vez de invertirlo en acciones seguras, en negocios rentables.

En otras palabras, juegan a la esperanza y a la fe, ansiando que las cosas salgan bien, pero no saben cómo producir ese efecto: caminan por un oscuro túnel con los ojos cerrados y tarde o temprano se van a estrellar contra un muro.

Lo que quiero que veas es que si tienes un sistema de marketing vas a poder dormir con la tranquilidad de saber qué va a ocurrir con tu negocio mañana, la semana que viene, el mes próximo… ¿Sabes cuál va a ser el flujo de caja de tu negocio esta semana, en el mes? Si no puedes responder sí, es porque no tienes un sistema y algo está fallando.

Si miras a otros empresarios y profesionales de ventas que conoces, verás a personas que tratan de alcanzar el éxito, pero van a ciegas; no tienen datos, actúan sin brújula y las actividades de marketing que realizan son al azar. No tienen un sistema predecible que les permita medir los resultados de tu trabajo.

Y para alcanzar el éxito en los negocios necesitas un mecanismo organizado, confiable, consistente que te arroje respuestas certeras. En el video podrás conocer cuáles son los componentes de un sistema eficiente y cuáles son los elementos clave para ese sistema. Recuerda: Roma no se construyó en un día y lo mismo ocurre en el mundo de los negocios.

Si lo que realmente estás buscando es el camino hacia la libertad financiera, a la posibilidad de disfrutar más tiempo con tus seres queridos, requieres un sistema que transforme tu negocio y lo convierta en exitoso, porque ahí está la riqueza. Te invito a que continúes con el video, en el que hay mucha más información valiosa. Hasta pronto.

[snippets:tv]

Pin It on Pinterest

Share This