El proceso de selección de una empresa de hospedaje para las páginas web de su empresa constituye un paso de suma importancia y de ninguna manera puede ser una decisión que se tome a la ligera.

Este artículo contiene toda aquella información que me hubiera gustado conocer de antemano antes de haber tomado la crítica decisión de escoger en dónde hospedar mis sitios web, y haber cometido los errores que cometí.

A primera vista, no hay opciones sencillas de hospedaje, especialmente para los novatos en el web. Muchas empresas pequeñas se ven tentadas a ahorrar unos cuántos dólares a la hora de escoger un proveedor y ¡eso ciertamente me sucedió a mí! (Nota al margen: desde 1999 he usado alrededor de 9 empresas de hospedaje web).

La primera opción que utilicé fue un proveedor de hospedaje gratuito y me tomó casi un año aprender la verdad acerca de esta modalidad. El hospedaje gratuito es una excelente opción de ser webmaster de sitios personales, familiares, de aficiones y entretenimiento, pero no para hacer negocios. Para poder operar un negocio rentable en línea, se requiere mucho más que lo que un proveedor gratuito ofrece, cosas como servidores veloces, propiedad sobre su nombre de dominio, soporte técnico 24 horas y soporte a aplicaciones, entre otras. Cuando la gente veía mi dirección URL ‘gratuita’, del estilo , mi negocio perdía credibilidad e instantáneamente causaba rechazo.

Si usted está o planea hacer negocios en-línea y piensa en la posibilidad de hospedar gratuitamente, le recomiendo que reconsidere esta opción.

Las principales desventajas de hospedar un sitio web con fines comerciales en un espacio gratuito pueden resumirse en los siguientes puntos:

– Los demás lo percibirán como un aficionado y no como una persona de negocios seria.

– También puede dar la impresión de que su negocio está andando tan mal que no puede ni siquiera pagar su propio servidor.

– Su dirección URL es generalmente tan larga y complicada que la gente no la recuerda con facilidad, salvo que utilice un servicio de redireccionamiento.

Usar un proveedor de hospedaje web gratuito o pagar por un proveedor que no cumpla con los mínimos estándares de servicio al cliente y soporte técnico, es uno de los peores errores que podemos cometer como comerciantes.

¿Por qué? Sencillo. No podemos hacer funcionar un sitio web de carácter comercial en proveedores de hospedaje gratuitos. Simplemente esta estrategia no funciona. Desde el punto de vista de un navegante no hay nada más traumático que visitar un sitio web cuyo servidor esté sobrecargado de usuarios y publicidad. No menciono ningún nombre, pero algunos de estos proveedores son simplemente terribles.

Si considera que nuestro activo más importante es nuestro sitio web y que además la primera impresión que causemos a nuestros visitantes son cruciales para nuestras labores de mercadeo, entenderá a que me refiero. Por otra parte, nada en esta vida es gratuito. Cuando a usted le dan espacio ‘gratuito’ para publicar sus páginas web normalmente le exigen mostrar la publicidad de la empresa proveedora de hospedaje, generalmente mediante banners localizados en lugares estratégicos de su página. Esto es simplemente ilógico si lo miramos desde una perspectiva comercial.

Hoy en día pueden encontrar buenos proveedores de hospedaje que le darán lo que necesita a unos costos bastante económicos. Afróntenlo, si no pueden asumir los costos de un hospedaje web profesional, ¿qué tan serio está tomando su negocio?

Sin embargo, si su negocio es un hobby y quiere proyectar esa imagen, un sitio web gratuito se ajustará a sus necesidades.

En ningún momento pretendo que llegue a la conclusión que quienes utilizan servicios gratuitos no toman en serio su negocio; sin embargo, un alto porcentaje de posibles clientes así lo percibirá (no estamos dando credibilidad). Tales percepciones que generamos lo único que provocan es negocios que no se realizan. Recuerde la importancia de la primera impresión es fundamental. Usted no tendrá una segunda oportunidad de dar una buena impresión.

Después de cambiar de servidores gratuitos, intenté con proveedores de hospedaje económicos. El precio ($) era mi mayor preocupación al decidir cambiar del nivel gratuito de hospedaje a esta categoría de proveedores económicos. Otro gran error.

Después de probar varias experiencias con diversos proveedores de ‘hospedaje económico’, los problemas se volvieron evidentes: muchas de las empresas de hospedaje de la categoría ‘económica’ no son una buena opción para empresarios serios. ¿Por qué? Porque a pesar de que en su gran mayoría prometen soporte técnico gratuito, simplemente no pueden cumplir la promesa y el servicio es lento e, incluso, inexistente. Los bajos costos simplemente no les permiten tener el respaldo técnico profesional para dar el soporte necesario a los clientes. Por lo tanto, el nivel de soporte y asistencia técnica está muy por debajo de lo que la mayoría de negocios requiere para prosperar en línea. Si analizamos con detenimiento este tipo de empresas, encontramos que son mucho más costosas que lo que efectivamente pagamos si tomamos en consideración la lentitud y la carencia de un verdadero soporte técnico. Basta calcular el tiempo perdido y la cantidad de maniobras que uno debe uno ingeniarse para resolver los problemas que se le presenten en el camino.

Después de que mi último proveedor ‘económico’ colapsó y dejó mi sitio web ‘muerto’ por algunos días, empecé a ver la luz. La lección aprendida: los pocos dólares que uno cree que se ahorra, se perderán por las frecuentes interrupciones del servicio, lentitud y sobrecarga de los servidores y otra serie de problemas asociados a este tipo de proveedores. De hecho, puede que nunca sepa cuánto le cuesta su proveedor ‘económico’. Como siempre, ‘lo barato sale caro’. Yo cometí el error y nunca me volverá a suceder.

Gracias a la experiencia adquirida, y después de finalmente darme cuenta de que mi negocio es muy importante como para seguir en plan de ahorrarme unos cuantos dólares, me decidí por el máximo nivel: hospedaje web profesional y de alta calidad, tanto técnica como de servicio al cliente.

Si usted es serio con respecto a su negocio y, más importante aún, con su tiempo, considere hospedar con una empresa profesional desde el primer momento. Use un proveedor que ofrezca lo último en tecnología, los mejores y más rápidos servidores, herramientas de administración innovadoras – una empresa lista a ayudarlo- a cualquier hora del día, cualquier día de la semana. Una empresa con altos estándares de calidad y servicio al cliente.

En la actualidad en MercadeoGlobal.com usamos:

Hospedaje en Servidores Dedicados – Host Gator: aqui es donde hospedamos todos nuestros sitios web. Es el corazón del sistema, pues allí están todos nuestros webs y por supuesto todas las cartas de venta de nuestros productos.

Pin It on Pinterest

Share This