Si crees que vincularte a un programa de afiliados es tan sencillo como hacer un clic (enviar unos emails o poner un aviso publicitario) y sentarte a esperar que lluevan los millones de dólares, estás equivocado. ¡Amigo mío, estás equivocado! Ser afiliado es un trabajo como cualquier otro, simplemente que sus características son algo diferentes.

Es un trabajo, solo que puedes asumirlo como un pasatiempo. Es decir, si lo que te interesa es obtener algunas ganancias adicionales, basta con que le dediques una o dos horas al día. Pero, ojo con esto, también puede convertirse en un trabajo de tiempo completo que te dé los recursos que anhelas para vivir bien y quizás un poco más.

En otra nota de esta edición menciono el caso del brasileño Erico Rocha. A través de su Formula de Lan­çamento, una metodología que enseña cómo lanzar un producto y convertirlo en un éxito de ventas en corto tiempo, se posicionó como una de las figuras más representativas del emprendimiento en Brasil. Es, además, un modelo a seguir.

En la visita que realizó a Colombia el pasado mes de febrero, con ocasión del Hotmart Start, fue presentado con unas credenciales que provocaron inmediata admiración: en 2017, solo en comisiones por la venta de infoproductos a través de programas de afiliados, Erico Rocha facturó ¡más un millón de dólares! Y en 2018 quiere batir la marca.

Reitero el caso de Erico Rocha porque encarna los dos extremos de esa realidad que son los programas de afiliados. Por un lado, el sueño de todos de convertirnos en millonarios haciendo lo que más nos gusta; por otro, la clara demostración de que en este esquema es posible obtener resultados más que satisfactorios si trabajas como se debe.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

La base del éxito de un programa de afiliados es la confianza que le generes al mercado.

Como en cualquier labor que enfrentemos en la vida, para tener éxito siendo parte de un programa de afiliados hay que poseer algunas cualidades, desarrollar unas habilidades y cumplir con unas tareas. He seleccionado diez consejos que a mí me han ayudado a ganar dinero en programas de afiliados y que a ti también podrían servirte. Veamos:

1) Elige el nicho, elige bien: si no tienes un negocio, ni un producto, ni una lista de email marketing, lo primero que debes hacer es escoger el nicho que vas a trabajar. Escoge algo con lo que tengas conexión, que te apasione, que te permita ofrecerles valor a las personas que recibirán tus mensajes. Y, claro, busca dar solución a un problema.

2) No reinventes la rueda: según registros recientes, la rueda fue inventada por ahí en el año 3.550 a. C. Es decir, no te distraigas buscando un producto revolucionario que te haga rico en un santiamén. Explora en tu interior, descubre tu pasión, únela a tu vocación y conecta esto a un problema apremiante del mercado. ¡Esa es la estrategia!


Una de las reglas de oro de los programas de afiliados es ‘No promuevas algo
que tú mismo no comprarías, no conozcas o de una persona en la que no
confíes’. El éxito depende de qué tan confiable seas, de tu credibilidad.


3) Elige el producto: una vez determines el nicho en el que vas a trabajar, tienes que escoger el producto que le vas a ofrecer. Debes saber que hay productos de bajo precio y de alto precio. En el primer caso necesitas muchas ventas para generar altos ingresos; en el segundo, menos ventas, pero a sabiendas de que hay menos compradores disponibles.

4) ¿Se puede promocionar? Este es un factor muy importante que algunos pasan por alto, y después lo pagan caro. Si el producto que eliges no es fácil de promocionar, también será difícil de vender. Elige algo de lo que puedas hablar con fluidez, convicción y autoridad. Algo que te dé la posibilidad de generar contenidos creíbles y auténticos.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Si quieres sacar réditos de un programa de afiliados, también debes invertir.

5) Analiza la competencia: otro paso que, lamentablemente, algunos omiten. Si deseas tener éxito y generar recursos importantes, es imprescindible que sepas qué hace y cómo lo hace la competencia. Es la única forma en que podrás diferenciarte. El mercado es grande, muy grande, pero la competencia, también. No creas que estás solo allí.

6) Especialízate: es muy común que las personas que se unen por primera vez a un programa de afiliados caigan en la tentación de elegir varios productos de diversa índole y se vuelvan locos promocionándolos. Mientras te posicionas, mientras conoces los secretos del trabajo, especialízate en un solo tipo de productos. Después puedes diversificar.

7) Crea un método: la clave del éxito en un programa de afiliados está en la generación de tráfico calificado. Eso significa implementar un sistema que te permita llegar a la audiencia adecuada con el mensaje adecuado en el momento adecuado. Se trata de un juego de estrategia, como el ajedrez, no de uno de suerte, como la lotería.


Antes de unirte a alguna de las compañías que ofrecen programas de afiliados,
conoce bien cuáles son las condiciones, los compromisos, las facilidades. ¡No te
equivoques! Recuerda que el tiempo es el activo más valioso de tu negocio.


8) Diseña la estrategia: consecuencia del anterior, necesitas formular tu propio sistema. Debes presentar tu producto, destacar sus beneficios, demostrar cómo puede solucionar el problema que aqueja al mercado, escucha las inquietudes que pueden surgir entre la audiencia y, finalmente, hacer la oferta. Esta es una opción, pero hay otras.

9) Mide, analiza y corrige: si vendes, necesitas saber cuál fue el mensaje que mejor convirtió; si no vendes, debes descubrir la razón por la cual el mercado no se interesó. Mide cada paso que des, cada estrategia que implementes, y luego analiza: busca aciertos y errores y, en caso de ser necesario, corrige (o descarta). ¡Mide, analiza y corrige!

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Especializarse en un tipo de producto es una buena estrategia para iniciar.

10) Invierte: muchas personas creen que no se necesita invertir para obtener resultados positivos en un programa de afiliados. Es posible, sí, pero también es posible que para generar el tráfico calificado debas invertir en publicidad, o en montar una web. No lo veas como un gasto, sino como una inversión que seguramente vas a recuperar en el futuro.

Recapitulemos: ser parte de un programa de afiliados es un trabajo como cualquiera, así lo asumas como un pasatiempo. Al igual que en un negocio físico o digital, la base del éxito está en la confianza y la credibilidad que puedas generar y en la conexión que logres establecer con el mercado. El resto es hacer marketing del bueno, del que vende.


 

Pin It on Pinterest

Share This