Recurso Recomendado: Cómo Generar Un Flujo Ilimitado de Clientes

Para los que prefieren leer…

Combatiendo La Sobresaturación de Información

Soy Álvaro Mendoza, director de MercadeoGlobal.com, y en este video quiero contestar una de las preguntas más frecuentes que me hacen mis suscriptores y clientes.

La pregunta es muy sencilla, me dicen: “Álvaro, no sé qué hacer. Estoy absolutamente desesperado porque tengo tanta información en mi bandeja de correo electrónico, estoy sobresaturado. No sé por dónde empezar, no sé qué hacer, no sé qué es lo que me conviene, qué es lo que no me conviene”, etc.

Pues le quiero decir: felicitaciones. Pero me dirás: “¿Cómo así que felicitaciones? Te estoy diciendo que estoy sobresaturado de información”. Te felicito, porque cuando yo empecé a hacer negocios en Internet, allá por el año 1998, existía precisamente el fenómeno opuesto: no había información, no había casos de estudio, no había cursos. Nadie sabía cuál era la forma correcta de vender productos o servicios por Internet. De hecho, no se sabía si el Internet era un medio viable para esto.

Adicionalmente a que no había información, tampoco había toda la tecnología que tú tienes a disposición el día de hoy. Cuando yo empecé a hacer marketing y negocios por Internet, no teníamos videos, no teníamos la posibilidad de hacer teleseminarios o webinarios. No había todas las redes sociales que existen hoy: ni existía Facebook, ni existía Youtube, ni existía Twitter, ni existía Pinterest, ni existía LinkedIn… nada de eso existía. Sin embargo, a pesar de esa falta de información y a pesar de esa falta de recursos tecnológicos de aquella época, lográbamos hacer y tener negocios exitosos a través del Internet. Por eso te felicito, te felicito porque hoy en día tienes información. Sí hay mucha información y alguna información es buena, alguna es excelente, alguna es regular, y otra es francamente mala. Pero lo bueno es que hay información.

Entonces, ¿qué es lo que tienes que hacer? Lo que tienes que hacer es aprender a seguir la información correcta y en el momento correcto. ¿A qué me refiero con la información correcta? Mi sugerencia es que, si estás interesado en el mundo del marketing y los negocios por Internet, aprendas de gente que ya tiene experiencia comprobada en el medio; gente que ya esté vendiendo productos y servicios por Internet; gente que hace esto todos los días; gente cuya profesión es esta; gente que pone a tu disposición sus conocimientos en la forma de artículos, de audios, de videos, tanto gratuitos como pagos. Y cursos. Cursos en donde te están básicamente enseñando aquellas cosas por las que ellos ya pasaron, de tal manera que, cuando tú estás comprando un curso, cuando estás comprando un libro, básicamente lo que estás comprando no es ni el curso ni el libro, sino que estás comprando la experiencia de alguna persona que ya pasó por donde tú apenas estás empezando a aventurar.

De tal manera que no caigas en el falso error de comprar cualquier producto a cualquier persona o a cualquier empresa, sino que tienen que ser empresas o personas que efectivamente tengan una trayectoria de hacer negocios por Internet, que tengan alumnos exitosos que han modelado lo que esta persona ha enseñado. Y no solamente me refiero a que me vayas a comprar mis productos porque, evidentemente, hay muchas otras fuentes en las cuales puedes aprender muy buenos cursos.

Pero analiza muy bien de quién vas a comprar porque, si le estás comprando de todo a todo el mundo, no vas a tener ni el tiempo para aplicar lo que estás aprendiendo, ni vas a saber priorizar qué es lo que debes realmente estar aprendiendo, y muchas de las cosas que quizás compres terminen siendo basuras que no puedes aplicar a tu negocio o que no tienen lógica en tu negocio. Quizás sea un producto bueno, pero no tiene lógica dentro de tu propia estrategia de marketing. Y esa era la segunda variable que te quería decir. No es de quién vas a aprender, consumir conocimientos, sino también en el momento en que los debes consumir, porque el timing es bien importante.

Te voy a dar un ejemplo, y no es que yo tenga nada en contra de las redes sociales, porque por el contrario, soy un ferviente creyente del poder de estas. Pero muchas personas se dedican a empezar a estudiar medios sociales y descuidan aprender marketing; o hacen una gran cantidad de actividades en las diferentes redes sociales. Se la pasan pegados al Facebook, se la pasan pegados al Twitter, se la pasan pegados a LinkedIn, se la pasan pegados, subiendo y mirando videos en Youtube, sin una clara lógica y perspectiva de marketing. Cuando tú utilizas alguna de estas redes sociales, que son poderosas, las tienes que enmarcar dentro de un plan de marketing. Por eso tienes que aprender marketing primero, la sangre y el corazón de tu negocio es el marketing.

Y en esto del mundo de los negocios por Internet, es el marketing de respuesta directa, que no es un invento nuevo, no es algo único y exclusivo del Internet. Es una disciplina o una ciencia que lleva más de cien años produciendo resultados, aun antes de que existiera el Internet. El Internet es solo un medio de comunicación más, es un medio por el cual tú puedes hacer llegar tu mensaje, por el que puedes dar a conocer tus productos y tus servicios. Pero es un medio, no es nada más que un medio. La forma en que comunicas ese mensaje es lo realmente importante. Ahora, tampoco debes descuidar el hacer marketing de otras fuentes diferentes a Internet, si es que esto tiene lógica para tu emprendimiento en Internet.

Entonces, mi recomendación es: primero, y sobre todo, debes aprender marketing. Debes aprender marketing de respuesta directa, debes seguir a aquellas personas que tienen un probado éxito y récord exitoso en esta industria de la venta de los productos en Internet. Ahora, no solamente basta con que tengan éxito en sus propias carreras, sino que también puedan transmitir ese conocimiento, porque no todo el mundo tiene la capacidad de hacer llegar ese conocimiento a los demás. No todo el mundo tiene la capacidad de ser un educador y de traspasar esos conocimientos. Porque de última, ¿qué es lo que tú estás comprando cuando compras un libro o un curso? Tú no estás comprando un libro, no estás comprando un curso. Tú estás básicamente comprando la experiencia de una persona que ya ha pasado por lo que tú apenas vas a empezar a aventurarte. Entonces asegúrate de que, cuando compres cosas, compres cosas de gente que tiene probado récord haciéndolo.

Me da mucha risa, porque hay gente a veces que se posiciona como experto en redes sociales, como que te va a enseñar cómo trabajar definitivamente en Facebook, por ejemplo, y te va a enseñar a ganar dinero en Facebook y vas a ver que o no tienen perfil en Facebook, o no tienen seguidores en Facebook, o si te pones a analizar la estrategia que están utilizando en Facebook, no es la más adecuada.

Entonces, atento. Felicitaciones porque hay sobresaturación de información. Felicitaciones porque, si hay sobresaturación de información, hay una solución y esa solución está en ti, y en nadie más, porque tú eres el único que puede discernir cuál es el material que es valioso y cuál no es valioso. ¿Qué deberías estar comprando o adquiriendo en este momento que sea de utilidad para tu negocio? Mi consejo siempre es que empieces a aprender marketing, lo demás es secundario, aunque también es importante. Mucha gente empieza al revés, empieza por la parte técnica: cómo diseñar una página web, cómo subir un blog, cómo manejar WordPress, cómo instalar un Plug-in, cómo generar artículos y subirlos, cómo subir un video a Youtube… Todo eso es importante y hay que hacerlo eventualmente, pero lo más importante es para qué estoy haciendo todo eso, cuál es la estrategia de marketing detrás de eso.

Y en eso es donde yo considero que deberías estar enfocando la gran mayoría de tu tiempo: en aprender marketing, en tener un plan de acción desde dónde es que quieres empezar a dónde es que quieres llegar. Y una vez que tú sepas exactamente qué es lo que quieres, cuál es el punto de inicio y cuál es el punto final, vas a tener la posibilidad de saber con exactitud cuáles son las herramienta que necesitas; o si vas a tener o no presencia en las redes sociales, o en cuáles vas a tener; o si tienes que instalar o no tienes que instalar este Plug-in; o será que me voy por WordPress o será que mejor me voy por otra; será que cobro con ClickBank o será que pago con PayPal; o cuál va a ser el flujo de ventas. Todo ese tipo de cosas te las tienes que ir planteando poco a poco en su debido momento. Pero lo más importante es que, cuando te hagas esas preguntas, lo hagas desde una perspectiva de marketing.

Lo que tienes que responderte es: esto, dentro de mi estrategia de marketing, ¿sirve o no sirve? De lo contrario te va a ocurrir lo que les ocurre a muchas personas a las que he tenido la oportunidad de asesorar y consultar a través de los años: es que compran absolutamente todo lo que sale al mercado. Entonces, hoy sale un producto hablando de redes sociales, lo compran. Mañana sale un producto de cómo hacer marketing con videos, lo compran. Pasado mañana sale un producto de Pinterest, lo compran. Un día después salen un curso de que tienes que tener este Plug-in, porque este Plug-in te va a generar un tráfico inusitado hacia tu sitio web. Y así podría continuar dando ejemplos y ejemplos.

Resulta que pasan de una cosa a la otra y no implementan al cien por cien el primer curso que compraron, menos el segundo que compraron al día siguiente, y menos el tercero. Entonces, se están llenando con una gran cantidad de conocimientos, que sí podrá que incremente su coeficiente intelectual, o quizás le cree una confusión mental aún mayor de la antes, y que se deje afectar por esa sobresaturación de información. Mi recomendación es que, si ya has comprado cursos, léelos, estúdialos y ponlos en práctica. Si no los vas a poner en práctica, ¿cuál es la necesidad de ir a comprar el siguiente producto? Y si compras ese siguiente producto y no lo vas a poner en práctica, ¿cuál es el sentido de adquirir el siguiente? Lo único que vas a estar haciendo es acumular polvo digital en todo ese tipo de productos que estás utilizando y no vas a terminar aplicando ninguno.

Entonces, nuevamente, felicitaciones porque estás en una época en la que hay mucha tecnología, de la cual nosotros no disponíamos, hay mucha información de gente seria, honesta, responsable, de empresarios y empresas que te están dando herramientas que realmente te van a servir para tu negocio y tu presencia en Internet. Lo único que tienes que hacer es seguir a esas personas que ya han tenido éxito, pero no basta con seguirlas, no basta con comprarles sus productos: tienes que pasar a la acción. Esa parte es supremamente fundamental.

Un ejercicio que a mí me gusta mucho para contrarrestar este tema de la sobresaturación, y es algo que te recomiendo hacer, es que si tú tienes una dirección de e-mail, deberías tener una dirección de e-mail única y exclusivamente para boletines electrónicos a los que te suscribas, o lanzamientos que haya en el mercado. Suscríbete a esos desde una dirección de e-mail diferente, aparte de la tuya. Así no mezclas unos temas con otros

Porque, ¿qué pasa? Si tú estás recibiendo tus e-mails personales por una vía, tus e-mails de negocios a nivel de aliados estratégicos o de tus empleados, y ahí mismo estás teniendo todos tus boletines electrónicos del tema de marketing y de negocios, pero además los boletines o revistas de deportes o los periódicos locales, vas a tener una confusión que ahí, más sobresaturado de información vas a estar. Entonces, abre una cuenta única y exclusivamente para temas de boletines electrónicos o lanzamientos en el nicho de mercado en el tema de marketing y negocios por Internet.

O si sabes cómo utilizar al máximo el poder de tu lector de correo electrónico, por ejemplo, a mí me gusta mucho utilizar el Gmail. Gmail es bien bien poderoso, porque yo le puedo decir: “Cada vez que la persona A me mande un correo, mándemelo automáticamente a la carpeta de la persona A. Si me llega un e-mail de la persona B, mándemelo a la carpeta B. Si me llega uno de la C, mándemelo a la carpeta C”. O puedes tener una carpeta general de todo lo que sean boletines, que lleguen directamente a la carpeta “Boletines”. Y así puedes trabajar un poco más, evitar la sobresaturación de información y saber a qué le vas a dar más prioridad y relevancia dentro de tus actividades del día a día.

Ahora te voy a contar una experiencia que yo hice, no estoy diciendo que lo tengas que hacer ni te estoy proponiendo que lo hagas, pero a mí me dio mucho resultado. Hubo un momento en que yo tenía todas las confusiones que traen tal cantidad de información en mi bandeja de entrada, que dije “No más”, y cerré esa cuenta. Me acuerdo de que esa cuenta era [email protected] Sencillamente la borré y dije: “Voy a partir de cero. De hoy en adelante, voy a abrir un nuevo e-mail para todo lo que tenga que ver con comunicación con mis socios, colegas, amigos, de carácter de negocios. Otro e-mail que tenga que ver con las cuestiones personales. Voy a filtrar las bandejas de entrada”. Y me borré de todo. Todo, todo lo que te ocurra, todos los boletines electrónicos, todas las listas de los demás colegas, amigos, competencia que estaba siguiendo en el mundo del marketing y los negocios por Internet.

Y lo que hice fue dejar pasar como siete o quince días y me volví a suscribir a aquellos boletines que me estaban haciendo falta, que sabía que me hubiera gustado haberlos recibido, pero como cerré las cuentas no los recibí. Pero yo no tenía en ningún lugar anotado qué era lo que estaba recibiendo en ese e-mail que borré, ni las listas de las que me había borrado, nada por el estilo. Simplemente dije: “Voy a recordar, y lo que mi memoria recuerde que me hace falta, eso es en lo que me voy a dar de alta”. El hecho es que terminé dándome de alta en cuatro o cinco publicaciones que realmente me interesaba seguir porque me estaban aportando valor. Y del resto ni me acordaba ni sabía el nombre, ni me hicieron falta, nada.

Quizás puedas hacer ese ejercicio, quizás puedas darte de baja de todo lo que estabas recibiendo, para quitar toda la basura que estás recibiendo o las cosas que realmente no te hacen falta y dedicarte a recibir solamente de aquellas personas que te han aportado valor. A mí me dio mucho éxito eso y me evitó el problema de la saturación de información y me recordó: sí hoy en día hay sobresaturación de información; sí hay sobresaturación de conocimiento; sí hay sobresaturación de herramientas. Pero si yo quiero sacar el máximo provecho de mi tiempo, de mis recursos, esto está bajo mi control. Yo tengo el poder de decidir a quién voy a seguir, a quién no voy a seguir; a quién voy a seguir con mayor profundidad, a quién voy a seguir con menos profundidad; y de quién, definitivamente, me voy a olvidar de ellos. Y eso ha permitido que tenga un panorama más claro.

La segunda recomendación que te digo, y que ya te la dije durante este video, es: lo más importante es que te pongas unos nuevos lentes en la forma en que ves tu negocio. Y esos nuevos lentes es que todo lo tienes que ver desde una perspectiva de marketing. Si hay una nueva tendencia, algún nuevo objeto brillante que salta en el mercado, antes de decidir empezar a incursionar por ese camino, trata de investigar si tiene sentido para tu negocio en este momento, desde una perspectiva de marketing.

Espero haberte contestado algunas preguntas, espero hacerte dejado más inquietudes. Si llegas a hacer el ejercicio, me encantaría saber cómo te fue. Y recuerda: la sobresaturación de información es un arma de doble filo, pero tú eres el que está bajo el control de esa sobresaturación de información. Tú y solamente tú eres el que puede discernir qué es lo que realmente te importa, qué es lo que deberías estar haciendo y leyendo y qué no. Y la única forma de discernir si algo es bueno, regular o malo es que sigas a aquellas personas con probada trayectoria de éxito en el mundo de los negocios por Internet y también una comprobada trayectoria de generación de casos de éxito, porque un líder es aquel que crea nuevos líderes. Entonces, sigue a los líderes. El resto analízalo bien y es tu decisión; en últimas, es tu decisión a quién sigues y a quién no sigues. Pero te aseguro que si sigues los consejos que te he delineado en este video, seguramente vas a retomar el control de tu vida y no te vas a enloquecer con la sobresaturación de información.

Recurso Recomendado: Cómo Generar Un Flujo Ilimitado de Clientes

Pin It on Pinterest

Share This