Si eres hincha del fútbol, estás de fiesta. Si no lo eres, pero tienes un negocio y eres marketero, ¡súmate a la fiesta! El fútbol, sin duda, es el negocio más grande del mundo, por el mercado que abarca (209 países disputaron las eliminatorias), por las incontables cantidades de dinero que mueve el espectáculo y, de manera muy especial, por lo que podemos aprender de marketing.

Hace unos días leí un artículo que decía que hay 3.400 millones de aficionados al fútbol en el mundo. La verdad, creo que se quedaron cortos, y por mucho. Lo más increíble es que se trata de hinchas apasionados, de los que siguen paso a paso, día a día, lo que ocurre con sus equipos, sus jugadores, sus torneos preferidos. Para ellos, un día sin fútbol es un día aburrido, un día perdido.

Más increíble aún es lo que el fútbol, lo que un futbolista, lo que un torneo como la Copa Mundo puede despertar en esos hinchas: la pasión no tiene límites. La conexión que se establece entre el aficionado, sus ídolos, su equipo preferido y un evento como el Mundial es algo que los emprendedores deberíamos analizar en detalle, al milímetro, porque nos ayudaría mucho.

Cada equipo, cada jugador, representa un sueño, unos valores, un modelo. Y en cada partido se los transmite a sus hinchas, que son más que fieles seguidores: son apóstoles de esos colores. Sufren, ríen, lloran y gozan juntos, y se necesitan el uno al otro. El vínculo que los une es tan poderoso, que hay aficionados literalmente dispuestos a hacer lo que sea por su equipo amado.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Haz clic sobre la imagen para que accedas a la revista y la puedas descargar.

Como sicólogo y como marketero tengo que decir que ese es un tema que me apasiona. Estoy convencido de que conocer un poco más de fútbol me ayudaría a afinar mis estrategias y, sobre todo, a fortalecer la conexión con mis clientes, contigo. Que nos pongamos la misma camiseta y luchemos por sueños comunes, que seamos equipo para construir un mundo mejor para todos.

Porque no soy futbolero, porque tengo tareas pendientes que debo atender y porque los negocios no paran de rodar (como un balón), el Mundial de Rusia-2018 lo veré de reojo. Pero, claro, si con ocasión de alguno de los partidos se da la oportunidad de reunirme con amigos para disfrutar un rato, preparar alguna comida y compartir unas cervezas, ¡me apunto de primero en la lista!

Por eso, porque estamos en Modo Mundial, esta edición de MG La Revista es especial. Se inicia con la tercera y última parte de la serie denominada El marketing es el juego de la estrategia, cuya primera publicación se hizo hace dos meses, en abril. Fue acerca de las famosas ‘4P’ del marketing, los viejos, pero aún vigentes, postulados del catedrático Jerome E. McCarthy.

¿Las recuerdas? Producto, precio, plaza (distribución) y promoción. Luego, en mayo, hablamos de Philip Kotler, el padre del marketing moderno, y de la evolución de las ‘4P’, transformadas en las nuevas ‘4P’: persona, proceso, presencia y productividad. En esta ocasión, cerramos el círculo con las ‘4C’, postuladas por Robert Lauterborn en los 90: cliente, costo, comunicación y conveniencia.

En lenguaje futbolístico, podríamos decir que este es el primer tiempo. Tras un breve descanso para recuperar las fuerzas, arranca el segundo, que está relacionado, por supuesto, con el Mundial de fútbol. Una mirada de la Copa Mundo desde el mundo de los negocios, desde el marketing, desde lo que nos interesa, nos apasiona y nos ayuda a cumplir nuestra tarea a los emprendedores.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

La vida, el fútbol y los negocios hay que vivirlos al máximo, con gran pasión.

Es posible que en alguna ocasión me hayas escuchado decir que una de las principales dificultades que enfrentamos los emprendedores es que debemos estar al tanto de grandes volúmenes de información y ser responsables de una gran cantidad y variedad de tareas. El problema mayor, sin embargo, no es ese: el problema es que ocupamos la mayor parte del tiempo en la tecnología.

Sí, nos enfrascamos en el reto que supone poner en marcha nuestro negocio, tratar de alcanzar la ansiada automatización de los procesos para disfrutar de eso que llamamos el estilo de vida de internet. Y nos olvidamos de lo más importante, de aquello que en verdad decide el futuro de nuestro negocio más allá de la tecnología: la persona, el cliente. Y luego lo pagamos muy caro.

Estamos en Modo Mundial y es algo de lo que resulta prácticamente imposible abstraerse. Por eso, si eres aficionado, mis mejores deseos para que lo disfrutes; si eres marketero, mi invitación para que no pierdas de vista aquello que la Copa Mundo puede enseñarte. Y, por último, una recomendación, no importa si eres hincha o marketero: no dejes de leer Pasión Mundial.

Es el libro que mi amigo y compañero Carlos Eduardo González publicó en Amazon. Lo puedes adquirir en formato digital o impreso. Solo te digo una cosa: yo, que no soy futbolero, me gocé las historias, me divertí de lo lindo con los detalles de los relatos y aprendí muchísimo de ese fenómeno que es el fútbol. Dejo el balón picando en tu terreno…

En este enlace puedes consultar y descargar la edición de junio de MG La Revista.



Pin It on Pinterest

Share This