Esa de levantarse un día y saber que somos ricos, multimillonarios, es una idea que la ficción nos vende hace tiempo, de diferentes maneras. Los libros, la televisión y ahora internet nos bombardean con mensajes relacionados con la riqueza surgida en un abrir y cerrar de ojos, de un día para otro, producto de un golpe de suerte.

Una mentalidad equivocada, además de mentirosa, que ha hecho mella en muchos emprendedores que se dejaron llevar por algún objeto brillante. Es cierto que muchas personas se hicieron famosas porque encontraron la riqueza en internet, y serán muchos más los que alcancen ese sueño.

Sin embargo, lo primero que hay que decir es que, seguramente, el término encontrado no sea el correcto: más bien, deberíamos afirmar trabajado, producido o provocado. Porque internet no es una suerte de lotería (que sí te hace rico de la noche a la mañana gracias a un golpe de suerte), como muchos piensan.

Asumir que por la mera presencia en internet vas camino de la riqueza es, sin duda, un grave error. Pero, lamentablemente, es un grave error que muchos cometen quizás forzados por las circunstancias, quizás encandilados por algún objeto brillante, quizás engañados por alguno de tantos que se venden como gurús y mentores.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Levantarte a esperar que la vida te dé lo que deseas es la peor actitud. Debes actuar.

Es una falacia que a muchos ha perjudicado y que le ha causado mucho daño a la propia red. Internet no es el fin, sino el medio. En otras palabras, la riqueza no está en internet, sino en el provecho que puedas sacar de las ventajas, las posibilidades y las características que esta poderosa herramienta nos ofrece.

Y está condicionada, por supuesto, por la actividad a la que te dedicas y, sobre todo, por las acciones que ejecutas. Es como los botines que usan los futbolistas: tú puedes comprar la misma referencia que usa Lionel Messi, que nunca serás Lionel Messi. O puedes tener la raqueta de Roger Federer y seguramente nunca ganarás un Grand Slam.

Los botines y la raqueta, como internet, son las herramientas, pero lo que verdaderamente marca la diferencia, lo que hace especiales y ganadores a Messi y Federer es lo que son capaces de hacer con ellas. La diferencia está en el gran talento con que los dotó la naturaleza, claro.


Si eres de aquellos que creen que internet es la nueva mina de oro,
ten cuidado: el golpe tras la caída puede ser muy muy doloroso.
No desperdicies tus oportunidades por una mentira.


Y de manera muy especial, también está en lo que ellos hicieron con ese talento: cómo lo desarrollaron, cómo lo potenciaron, cómo lo diversificaron, cómo lo explotaron. Lo increíble es que hay muchas personas que no entienden que tienen tantos talentos, tantos dones y tantas posibilidades como Lionel Messi o Roger Federer, pero no los aprovechan.

Quizás no para el fútbol, quizás no para el tenis. A lo mejor es para los negocios por internet, pero se sientan frente al computador a esperar que esa riqueza brote de la nada. Para esas personas desorientadas, tengo este Top-5 de errores que hay que evitar a toda costa si tu anhelo es tener un negocio en internet: cómo hacerlo y no morir en el intento. Veamos:

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

El desespero es muy mal consejero del hombre de negocios. Debes evitarlo.

1) La impaciencia: si lo que deseas es riqueza rápida, internet es el lugar equivocado. Salvo que compres el boleto de la lotería desde la web, el éxito y la prosperidad de un negocio en internet dependen de tu trabajo, de tus acciones, de tus decisiones. No puedes saltarte los pasos, no puedes obviar el aprendizaje, no puedes evitar la inversión.

No hay un libreto establecido para alcanzar el éxito en internet, y el proceso es lento. Es como la vida: naces, eres bebé, te conviertes en niño, luego en adolescente, te transformas en un adulto y en el ocaso de la existencia eres un adulto mayor. Y cada etapa tiene sus dificultades, su aprendizaje, sus recompensas.

2) Quieres algo fácil: no se necesita ser un ingeniero de sistemas, cursar una maestría en negocios y menos ser un habilidoso usuario de los juguetes de la tecnología. Son saberes y habilidades que, por supuesto, ayudan, pero lo que realmente importa para tener éxito en un negocio por internet es lo que tú estás en capacidad de hacer, de producir.

Muchos dejan el trabajo tradicional y se embarcan en una aventura en línea y pronto tiran la toalla: les venden la idea de que es algo fácil, y no es así, claro que no es así. Hay que trabajar, mucho y muy duro, si quieres alcanzar éxito y atesorar riqueza. Comprende que el proceso puede ser algo maravilloso y que el resultado puede cambiar tu vida.

3) Creer que es magia: este, sin duda, es el error más común. Muchos se creyeron la mentira de que riqueza, éxito, fama y reconocimiento están a la vuelta de un clic, y no es cierto. Salvo que les aclaren que es un clic repetido ¡decenas de cientos de veces! No necesitas trucos, sino pasión, disciplina, constancia, dedicación, aprendizaje continuo.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

El dinero no es el fin de la vida, sino un medio para conseguir aquello que en verdad necesitamos.

Una característica de internet que me agrada es que cualquiera puede alcanzar el éxito. No hay que ser rico, o acreditar amplia experiencia, o ser conocido. Si ya tienes eso, mejor, pero eso no significa, de manera alguna, que puedas tomar un atajo o sentarte frente al computador a esperar que llueva el dinero. No es magia, es puro trabajo.

4) Sin objetivo: esa es otra frecuente fuente de caídas de los emprendedores aprendices (y aun los que ya tienen experiencia). ¡NO saben qué quieren, NO saben para dónde van, NO saben a dónde quieren llegar! Lo único que desean es ser ricos y famosos. Sin embargo, fallan porque se enfocan estrictamente en el fin y se olvidan de los medios.

Haz de cuenta que te subes a un avión o a un barco cuyos capitanes no tengan un plan de vuelo. ¿Cómo podrían llevarte al lugar que deseas? ¿Entiendes el riesgo de perder el rumbo o sufrir un accidente? Si eso no es lo que quieres que suceda en tu vida, antes de comenzar debes trazar un plan, una estrategia, una bitácora, y seguirlo paso a paso.

5) Solo buscas dinero: el dinero es algo que todos necesitamos, porque nos enseñaron que es el medio para conseguir la felicidad. Sin embargo, eso no es cierto. Cuanto más rápido aprendas eso, más dificultades, errores y sinsabores te evitarás. El dinero no es el fin de tu vida, sino un medio, una herramienta que puede facilitarte el tránsito.

Cuando lo único que te interesa alcanzar a través de tu trabajo en internet es el dinero, debes saber que estás caminando por la cornisa y en cualquier momento puedes caer al vacío. No te confundas: lo que persigues es bienestar, felicidad, tranquilidad, tus sueños, tu pasión. Y la buena noticia es que todo eso lo puedes conseguir sin ser millonario.


 

Pin It on Pinterest

Share This