La mejor forma de saber qué es Social Media es contrastándolo con los medios de comunicación tradicionales.

Los medios tradicionales -llámense prensa, radio, televisión, revistas, cualquier tipo tradicional de medios de comunicación-, uno no podía participar de ellos. Si yo quería montar una estación de radio, un canal de televisión, montar un periódico local o una revista local, necesitaba hacer unas inversiones muy altas, necesitaba de una infraestructura técnica y una infraestructura humana que no le permitía a cualquier persona iniciar un medio de comunicación. Esa es una de las diferencias principales con los medios sociales o el Social Media.

Hoy en día, cualquier persona puede tener un medio de comunicación -por decirlo de alguna forma- en Internet, en cuestión de minutos empezar a publicar contenidos con cualquiera de estos gestores de contenidos como pueden ser los blogs, los micro-blogs, tener un perfil en Facebook, tener uno Linked In. Básicamente, todos nos podemos convertir en editores y escritores de información.

Antes la gente nos hablaba a nosotros. O sea, los medios de comunicación eran los que hablaban, nosotros simplemente éramos los escuchas. Ellos eran los que escogían los temas, ellos determinaban qué era lo importante, y básicamente, el único poder de decisión que nosotros, como consumidores de información en cualquiera de los medios tradicionales teníamos, era que si no nos gustaba, o cambiábamos de canal y cambiábamos la fuente, o nos suscribíamos a otra revista o cambiábamos de medio de comunicación. Eso era la única opción que teníamos, pero no teníamos la opción de opinión tal y como lo podemos hacer hoy de forma muy sencilla a través del Internet.

Y el modelo de negocios que utilizaban estos medios tradicionales, prensa, radio, televisión o cualquiera de los medios tradicionales, era básicamente publicidad, publicidad por interrupción y a mayor cantidad de lectores, pues mayor precio podía comandar de publicidad. Y esta era la forma en que se manejaba el modelo de negocios.

Sin embargo, con toda intermediación en los medios de comunicación, hoy cualquier persona, sin distinción de razas, sin distinción de conocimientos técnicos, lo único que requiere es una conexión a Internet y conocimientos mínimos de saber leer y escribir. Cualquiera puede publicar contenidos en Internet de una forma muy económica, e incluso en la mayoría de los casos se puede empezar un blog perfectamente de forma 100% gratuita, bien sea desde la plataforma de Blogger.com desde la plataforma de WordPress.com, o si uno quiere instalar un blog directamente en su dominio, se puede pagar perfectamente desde mensualidades de cinco dólares, y convertirse uno verdaderamente en un medio de comunicación y competir con los medios de comunicación tradicionales.

Empezar a publicar contenidos en Internet es bastante sencillo, y de hecho, es cuestión de minutos abrir una cuenta en Twitter o abrir una cuenta en Blogger o abrir una cuenta en Facebook o en cualquiera de estos medios sociales, y básicamente, podríamos estar publicando contenidos en cuestión de minutos o segundos a un costo relativamente bajo, o cero, como ya lo he dicho con anterioridad.

Otra de las características bien importantes es que se tiene el potencial de alcanzar a millones de personas o a miles de personas alrededor del globo. Obviamente, estamos hablando de que el Internet es un mercado de nichos. O sea, realmente, yo no quiero alcanzar a los millones y los millones de gente que no está interesada en la temática que yo manejo, sino que yo quiero dominar esos micro-nichos de mercado que existen. En el caso de Mercadeo Global, sería el nicho de mercado de los emprendedores o de las pequeñas y medianas empresas que quieren tener presencia efectiva en Internet, y darles las herramientas y la educación y toda la capacitación que requieren desde la perspectiva del marketing para potenciar sus negocios por Internet.

Ahora, a diferencia de los medios tradicionales donde eran los editores o los periodistas los que nos hablaban, hoy en día nosotros somos los editores, nosotros somos los que escogemos los temas, nosotros somos los que establecemos vías de comunicación de dos vías con nuestra audiencia.

Y básicamente, si yo quisiera resumir en qué consiste la revolución 2.0 o los medios sociales, es que básicamente estamos creando comunidades virtuales que están siendo movidas a partir de contenidos, y estos contenidos pueden ser básicamente contenidos en audio, en video, en textos, en cualquier tipo de medio que queramos, pero adicionalmente a eso, está la parte de colaboración, la cooperación, el compartir o hacer una comunicación de doble vía.

No solamente nosotros hablando a un público objetivo, sino que podemos recibir retroalimentación de ese público objetivo hacia nosotros. Y en la mayoría de los casos, estos contenidos son generados por la propia comunidad. Por ejemplo, YouTube no es un editor, ellos no editan directamente los contenidos; son los usuarios de YouTube los que colaboran o ponen esos contenidos en YouTube. Lo mismo funciona con las plataformas Blogger o con Twitter o con Facebook. Realmente ellos nos dan la tecnología para poder ser nosotros quienes publiquemos los contenidos. De tal manera que en este punto estamos hablando de comunidades, contenidos, cooperación o colaboración, y básicamente, estamos hablando entre nosotros.

Hoy en día, cualquier persona escribe sobre lo que le pasa, sobre lo que quiere hablar, sobre lo que le apasiona, sobre lo que considera que es un experto, y básicamente, nos escuchan, y aquellos que nos escuchan también nos proveen retroalimentación. Y básicamente, eso nos hace diferentes a los medios tradicionales de comunicación.

De tal manera, que así como Gutenberg fue el que revolucionó la civilización con la imprenta, los Medios Sociales, a mi juicio están revolucionando, o ya han revolucionado la forma en que nosotros nos comunicamos y relacionamos con nuestros pares alrededor del mundo.

Pin It on Pinterest

Share This