Estoy seguro de que ese es uno de los grandes mitos que hay en internet. Y déjame decirte que internet es una caverna repleta de mitos; tantos, que a veces a uno le da la impresión que ya no caben más. Pero este, este en especial, es uno de los más grandes. Y te hablaré de él, precisamente, porque puede ser el obstáculo que te impida dar el primer paso.

¿A qué me refiero? A que no es cierto que necesites tener un producto o un servicio propios para comenzar un negocio en internet. Sí, es cierto que esa es la forma más común de convertirse en emprendedor digital, pero no es la única. Y, de hecho, no es una obligación. Conozco varias personas que emplearon el plan B y hoy son prósperos.

¿Cuál es ese plan B? Por lo poco que se lo usa, me atrevería que es el plan V, porque el común de las personas usa el plan A, el B, el C y continúa el abecedario, sin conseguir lo que sueña. Este plan B del que te hablo es obtener ganancias sin productos o servicios propios, es decir, a través de un programa de afiliados.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Pertenecer a un programa de afiliados te permite vender a clientes de todo el mundo.

¿Habías oído hablar de esta opción? Déjame decirte que es tan efectiva y a veces tan atractiva, que yo mismo la uso. ¡Sí, yo, Álvaro Mendoza, El Padrino de los negocios en internet! La uso porque me genera ganancias, y a mí también me interesa obtener réditos adicionales. La uso también porque he comprobado su efectividad.

Te voy a dar un ejemplo que con toda seguridad conoces, pero que quizás no habías entendido que se trata de este esquema: ¿Oíste hablar de Amazon.com? Sí, el famoso portal de ventas por internet, la librería virtual más grande que existe. Allí puedes adquirir libros que no están, ni van a estar jamás, en las estanterías de las librerías físicas.

Amazon.com cuenta con un programa de afiliados que te permite recomendarles a los visitantes de tu página web los productos que ellos ofrecen, que dicho sea de paso ya no son solo libros. Cada vez que uno de tus clientes realiza una compra allí, tú recibes un porcentaje, una comisión. Por supuesto, entre más recomendados compren, más ganas.

El mérito de esta empresa es que fue precisamente la que instauró el sistema de ventas a través de un programa de afiliados, algo que hoy ya es común y que a muchas empresas les ofrece resultados muy interesantes. Es un esquema que también se conoce como pago por acción, y que como te dije utilizo con frecuencia: promuevo productos y mis colegas promueven los míos.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

No contar con producto propio no es obstáculo para hacer negocios en internet.

Esa es una opción interesante para las personas que desean empezar a hacer negocios en internet, pero que no tienen productos o servicios propios o que, simplemente, prefieren probar con esta alternativa para no correr riesgos económicos. Sin embargo, es una salida que puede llevarte por el camino equivocado si cometes un error que es elemental.

¿Cuál? El de promover productos o servicios que nada tengan que ver con tu quehacer, con tu perfil, con el campo en el que te desenvuelves. Por ejemplo: si tu negocio es ofrecer cursos de culinaria, para enseñar a las personas a cocinar, nadie te comprará si recomiendas un kit de herramientas para jardinería, o un libro sobre cómo criar a un bebé en la etapa de 0-6 meses de edad.

Quizás estos casos que te expuse te parezcan demasiado extremos, pero fue a propósito. Lo importante es que entiendas que en los negocios en internet no es adecuado mezclar peras con habichuelas. Si ese producto que quieres promover no encaja en el perfil de tus clientes, lo único que conseguirás es perder el tiempo (y quizás también algunos clientes).

Una opción atractiva

La afinidad, la identidad de los intereses, son principios básicos de los negocios en internet. Por eso es que hablamos de nichos, no del mercado global, porque es más fácil atender a ese grupo reducido en el que las afinidades nos abonan el camino. Debes, entonces, ser cuidadoso para no equivocarte si decides formar parte de un programa de afiliados.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Internet es una red de redes, un ambiente propicio para esquemas como el programa de afiliados.

Otro punto que es importante: si te interesa esta opción de los programas de afiliados, debes saber que ni siquiera necesitas una página web. Si ya la tienes, si tienes algunos clientes en tu lista, ayuda. Si no la tienes, igual puedes promover productos o servicios de otro, porque internet no es el único medio. Lo puedes hacer, por ejemplo, en redes sociales.

Cualquier persona puede vincularse a un programa de afiliados, pues no se requiere una cuota de registro o algo parecido. Lo que debes tener claro es que solo recibes comisión por lo que vendes, así que si no lo haces, no ganas un centavo. Así funcionan, por ejemplo, las empresas multinivel: a medida que cumples metas, aumenta tu comisión.

¿Cuál es el beneficio de pertenecer a un programa de afiliados? Es como un curso elemental de ventas en internet. Conoces cómo funciona el mercado, cuáles son las estrategias de marketing que se emplean, cómo se comporta el cliente, en fin. Haz de cuenta que se trata de una pasantía: aprendes, experimentas y decides.

¿Ves que es un mito, ves que no necesitas página web, producto o servicio para comenzar a hacer negocios en internet? Si todavía no diste el primer paso, pero quieres intentarlo, prueba con un programa de afiliados. Quien quita que ese sea el curso en el que aprendas lo que te hace falta para, en un corto plazo, montar tu propio negocio y ser exitoso.


Recurso Recomendado: Libro: Webinar, a un Clic del Éxito

WebinarClic.com

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo!

Comparte esta entrada con tus [email protected]