Muchas personas tienen la falsa idea que vender un producto a un costo inferior al de su competencia les permitirá obtener mayores ganancias, comenzando así una “guerra” de precios. Sin embargo en Internet las cosas son diferentes y la competencia es saludable.

Cuando existe competencia, significa que se están ofreciendo productos a nuestro nicho de mercado y por lo tanto existe una demanda. Entonces, el hecho de que haya personas en Google AdWords promocionando sus productos es algo sano y es un indicador de que hay un mercado vivo y un público que está comprando. La clave aquí está en posicionarnos de una manera diferente a la de la competencia.

Desafortunadamente, muchas personas creen que la mejor forma de diferenciarse de la competencia es bajando el valor de sus productos, y así, están condenados a la muerte comercial. Porque como emprendedores, nunca debemos diferenciarnos basados únicamente por el precio de nuestros productos.

En más de una oportunidad me he encontrado con personas que venden productos similares a mis recursos a la mitad del precio que yo los estoy ofreciendo, sin embargo, esto no me significa un problema porque a diferencia de ellos, tendré un verdadero retorno de la inversión, y quienes venden sus productos por debajo del precio del mercado, tarde o temprano, van a tener que descontinuar sus campañas en Google AdWords porque no les estarán siendo rentables.

Google AdWords, a través de la Publicidad de respuesta directa permite realizar mediciones de las campañas, saber cuántos clics se están produciendo hacia una carta de ventas determinada, y cuántos visitantes se están convirtiendo en clientes. De esta manera sabremos si es conveniente subir el costo que estamos pagando. Manteniendo todas estas mediciones, conservaremos la rentabilidad del negocio, mientras que la competencia no podrá seguir defendiendo su campaña en Adwords.

Por lo tanto no nos preocupemos por la competencia, ésta es sana si todos estamos vendiendo algo legal. En mi caso personal, no considero que tenga competencia. De hecho, mis competidores todos son todos amigos y, más que competencia, nos convertimos en aliados estratégicos.

Pin It on Pinterest

Share This