Lo primero que debemos tener en cuenta, es que cuando se trata de publicidad para nuestra empresa, ésta nunca va a ser un gasto, sino que por el contrario, será una inversión.

Uno de los modelos más populares en Internet es la publicidad del pago por click, más exactamente Google AdWords.  Aquí los anunciantes pagan por aparecer en ese espacio lateral derecho de los motores de búsqueda e, incluso, en lo que en Google AdWords se conoce como la ‘Red de Contenidos’, es decir, sitios Web que están colocando publicidad contextual en sus respectivos blogs o sitios Web.

De manera que si yo empiezo a comprar Google AdWords y estoy invirtiendo diez dólares al día, pero me están produciendo veinte dólares en venta, que son veinte dólares de utilidad porque es un producto digital, realmente podría invertir en publicidad más de diez dólares; podría invertir 100 dólares y ganar 100 dólares a la vez, o sea, pago los 100 dólares y tengo de utilidad otros 100 dólares.

Por esto es importante, que entendamos que la publicidad no es un gasto. Es valioso el dedicarnos a invertir en métodos de promoción conocidos como “métodos gratuitos”. En el mundo de las páginas Web, saber que la publicidad bien hecha es muy potente y que se puede medir es un beneficio para todos, así que no dejemos de lado los consejos e iniciemos la inversión más acertada en cuanto a publicidad se trata  para nuestra  empresa.

Pin It on Pinterest

Share This