Todas las experiencias y cosas que TIENES en tu mundo (buenas o malas), son una consecuencia directa de todo lo que HAY en tu mente.

Cualquier situación a la que te puedas enfrentar a lo largo de toda tu vida, siempre tendrá MÚLTIPLES y VARIADAS maneras en la que puedes interpretarla. Si 100 personas ven al mismo tiempo un mismo acontecimiento, y se pide a cada una que haga una breve narración de lo que vio, oyó y experimentó, es casi seguro que se obtendrán 100 argumentos distintos; 100 maneras distintas de contar y narrar el mismo acontecimiento.

¿Por qué?

Porque cada una de esas 100 personas, tiene diferentes maneras de ver la vida, diferentes valores y principios, diferentes miedos, diferentes creencias, diferentes paradigmas de cómo son las cosas, diferentes maneras de interpretar lo que es verdad y lo que es mentira.

Sin embargo, TODAS tienen algo en común, y es que TODAS han sido sugestionadas, de una manera u otra, a creer en lo que creen, a valorar lo que valoran, a temer lo que temen, etc…

A ti y a mi nos pasa lo mismo, por que la vida es un juego de sugestiones, donde SÓLO EXISTEN 2 ESTRATEGIAS DE JUEGO.

O permites que tu mente inconsciente sea sugestionada por la sociedad, por lo que dicen los que te rodean (familiares, amigos, colegas, gente de la calle, videntes, etc…), por lo que te cuentan, por lo que ves en la televisión, etc…

O por el contrario, TU DECIDES que creer, que valorar, que nivel de confianza tener en ti, que sueños perseguir, etc…

No le des más vueltas, porque es así de simple: o te sugestionas a ti mismo con lo que TE CONVIENE CREER, o permites que el mundo que te rodea lo haga por ti, con las consecuencias que esto conlleva.

Cada triunfo, cada victoria, cada éxito personal o profesional, cada nueva creación, cada sueño conquistado, cada logro que ha parecido imposible, comienza en la mente de aquellas personas que han creído en ello, en sus posibilidades, en su éxito, en el perfecto desenlace de aquello que creyeron.

Y todo eso que han creído, o bien se lo han hecho creer, o bien decidieron creerlo en algún momento de sus vidas; decidieron jugar la estrategia de la AUTOSUGESTIÓN, para poder avanzar en la dirección deseada.

Incluso ahora mismo… sí, sí, ahora mismo, mientras estás leyendo estas reflexiones, podrías “elegir creer” que todo cuanto está escrito no es cierto, que la vida no es tan fácil y que uno es como es y punto. ¿Esto es lo que crees?

No tiene nada de malo que pienses así, o no, simplemente es TU DECISIÓN, pero lo que SI es verdaderamente importante, y es lo que quiero transmitirte en este mensaje, es que seas consciente de la conveniencia o no, de creer lo que está escrito.

Si tu crees que eres como eres, que el mundo es tal y como tú lo ves, que la gente es como te enseñaron que era, que los negocios son como son, etc… y no te das una oportunidad para cambiar tu manera de ver el mundo, tendrás pocas elecciones para Conquistar Tus Sueños.

Pero esto no es todo. Lo peor es que tus sueños estarán limitados por tus creencias (no hablo de creencias religiosas), por la manera en que ves el mundo, y sobre todo, por la manera en que te ves a ti mismo. Inclusive, seguro conocerás casos de personas que dedican su vida a perseguir un sueño que ni siquiera eligieron ellos. Como diría Stephen R. Covey: están dedicando su vida a subir, cada vez más alto, en una escalera que está apoyada en la pared equivocada.

Tanto la calidad de tus sueños, como la probabilidad de conquistarlos, siempre serán directamente proporcionales a tu Autoimagen, y la imagen que tienes hoy por hoy de ti mismo, es el resultado, o bien de lo que te han hecho creer, de la SUGESTIÓN que de manera consciente o inconsciente has sido víctima, o por el contrario, es una imagen que has cultivando a voluntad, de manera consciente. Es decir, una imagen que te has vendido a ti mismo, mediante el principio de la AUTOSUGESTIÓN.

Pero, ¿por qué te cuento todo esto?

Porque si temes al fracaso, si temes enfrentarte a otras personas, si temes al rechazo, si sientes que no mereces más de lo que tienes, si sientes que tu autoestima es baja, si crees que el dinero es malo, que delegar no es fácil, que no se encuentran personas que quieran trabajar, que motivar e implicar a personas es casi imposible, si sientes que será muy difícil, sino imposible, conquistar tus sueños, etc… debes ser consciente de que todas estas creencias limitantes, son el resultado de lo que te han hecho creer, porque no creo que nadie elija tener este tipo de creencias, de manera consciente… ¿o si?

Por lo tanto, todas estas limitaciones son, literalmente, GRANDES MENTIRAS. Sólo son verdades en tu mente y en tu mundo, y por lo tanto, tienes la opción de elegir cambiarlas y la libertad de hacerlo, y dar así un giro de 180º a tu vida, siempre y cuando aprendas a jugar el juego de la autosugestión.

Tu vida es el reflejo de tus creencias y pensamientos, y si éstos son negativos y limitantes, así será tu vida. Ni más, ni menos.

Ejercicio: Es probable que hayas escuchado acerca del principio de la autosugestión, pero también es posible que no lo hayas aplicado de manera eficiente, en el supuesto caso de que lo hayas aplicado alguna vez.

Por ello, te propongo que hagas algo más que leer este artículo y realices un ejercicio simple, cuyo propósito fundamental, será el de mostrarte el procedimiento y facilitarte el proceso de cambio, en el sentido que determines.

Primero determina, ¿cuál es tu reto más importante para el 2006? ¿Cuál es la principal meta que te propones alcanzar para el próximo año? Una meta que cuando la hayas alcanzado, te invada una gran sensación de satisfacción y logro. Ya la tienes.

Ahora que ya has determinado tu principal meta, piensa detenidamente sobre alguna manera de pensar o de actuar, que tengas hoy por hoy, y que pueda minar tu conquista. Es decir, analiza si tienes algún mal hábito de pensamiento que te pueda dificultar el llegar a tu meta. Ya lo tienes, ¿podrías escribir en un folio la creencia que está detrás de esa manera de pensar o de actuar? Te hablo de un pensamiento negativo.

Ahora que tienes definida la meta a alcanzar en el 2006 y has descubierto una creencia o manera de pensar que podría dificultar el hecho de conquistar esa meta, debes definir, ¿cuál sería el pensamiento positivo que contrarresta al pensamiento limitante que acabas de descubrir? ¿Cuál sería la creencia más adecuada para ayudarte a conquistar tu meta?

Si haces bien estos tres pasos, dispondrás de la mejor plataforma para lanzarte hacia la meta que te has propuesto, pero esto no es todo, ahora llega el momento de actuar de manera constante, disciplinada y perseverante.

Durante 30 días, debes seguir las siguientes instrucciones:

Todos los días, antes de acostarte y al levantarte, repítete 50 o 100 veces el pensamiento positivo resultante del tercer paso. Además, cuantas más veces te lo repitas durante el día, mejor.

No creas que esto es una locura, con 5 minutos que dediques a ello, te lo habrás repetido más de 100 veces. Con este paso, te estás garantizando diariamente, como mínimo, 200 impactos positivos, con el tipo de creencia o pensamiento que te conviene tener.

Para ser verdaderamente efectivo, debes repetirte esta creencia de manera afirmativa y en presente, no vale decir, por ejemplo, seré una persona… mi vida será o estará… Por el contrario, debes repetirte esta frase, afirmación o creencia como si ya fuese un hecho, por ejemplo, soy una persona.. mi vida es o está.. ¿me explico?

Por otra parte, debes visualizarte a ti mismo, mientras te repites la afirmación, como si ya hubieses alcanzado tu meta. Debes familiarizarte con el resultado, porque este llegará… te lo garantizo.

Para que te hagas una idea, si realizas este ejercicio con excelencia a lo largo de los 30 días, le habrás repetido a tu mente inconsciente, que es la que tiene el mando, como mínimo 6.000 veces lo que te conviene que crea… ¿no crees que esto aportaría valor a tu vida?

Además, como bien te expliqué, si no lo haces tú, nadie lo hará por ti. Es una inversión bastante ridícula, en comparación con los resultados que obtendrás. Tú y sólo tú, tienes el poder de Conquistar Tus Sueños. Lánzate ya a realizar este ejercicio y evalúa los resultados por ti mismo.

Jordys González
Conquista Tus Metas

Pin It on Pinterest

Share This