Un error que se comete constantemente cuando se desea iniciar una empresa es no tener claro a qué comunidad va dirigido el producto que se esta comercializando y sin tener en cuenta la factibilidad y la viabilidad del mismo.

De manera que es un error escoger el producto, creer que por que a algunos les gusta y les parece un producto interesante, para el resto va a ser igual de importante y va tener facilidad de venderse.

Para comenzar, lo primero que se debe hacer si decide tener una empresa, es analizar cual es el tema o producto del que se tiene conocimiento y especial afecto, esto le dará más importancia. No es grato dedicarle  dinero y tiempo a cosas que no nos apasionan y terminas convirtiéndose  en una carga.

Luego de definir el producto o el servicio, debemos establecer el perfil de las personas que serán parte de una “Comunidad” tomando en cuenta quiénes son qué edad tienen, qué nivel educativo poseen, en dónde viven, cuáles son sus intereses, sus pasiones, sus preguntas, sus problemas, etc.

También es importante monitorear a la competencia, tener claro como las otras empresas ofrecen su producto, qué producto tienen  bajo qué modalidad, qué precios manejan, qué tan participativa es la gente en su nicho de mercado…

El paso a seguir es el cliente, qué busca,  qué compra. Al identificar esa falta, esa necesidad, debemos aprovechar que hay un usuario  o miles que buscan el producto y por ende lo necesitan para beneficio propio. Esto no quiere decir que se vaya a copiar de forma descarada lo que otros ofrecen, solo que busquemos la forma de mejorar lo que otros brindan, dándole al cliente mejores opciones de compra y estableciendo frente a ellos un mejor servicio.

Tener en cuenta las necesidades de los otros es una formula positiva para nuestra empresa ya que el ofrecer productos a cierto grupo de personas,  no dudaran en tomar la iniciativa de compra,  ¿Por qué? porque evaluamos perfectamente cuáles son las necesidades del mercado y qué producto es más solicitado. Por eso, si no se tienen en cuenta estos puntos es muy posible que su idea de negocio no sea factible, no sea viable y vaya a perder tiempo y dinero en el proceso.

Al iniciar un proyecto en internet lo mejor es tener claro que se va a ser, qué es lo que va a vender o qué es lo que va a ofrecer. Cuál  va a ser el diseño de su sitio Web, o cómo va a recolectar suscriptores o cómo va a hacer alianzas estratégicas, ya que por medio de este análisis del mercado, su empresa siempre va estar direccionada a un cliente especifico. Entonces, antes de empezar un emprendimiento, debe hacer las labores previas. Si usted hace las labores previas, tenga la seguridad de que el éxito va a estar mucho más cerca.

Pin It on Pinterest

Share This