¡Feliz cumpleaños!

El calendario marca el 22 de agosto y me indica que debo agradecer a la vida por un año más de vida. ¿O debo decir uno menos? No importa, porque estoy seguro de que los 365 días que acaban de terminar los viví con intensidad, en cada uno de ellos di lo mejor de mí y hoy tengo la satisfacción de haberlos disfrutado al máximo. Y sé también que los próximo 365 los abordaré con la misma pasión, con idéntico compromiso, con la misma convicción, con idéntico entusiasmo.

Lo que más me agrada de cumplir años es la certeza de que no tengo nada que reclamarle a la vida. Por el contrario, solo puedo darle agradecimientos infinitos, genuinos, por cuanto me ha regalado de mil y una formas. Mi familia, mis hijas, mi trabajo, mis colegas, mis clientes, mis amigos, mis colaboradores. Somos un equipo extraordinario que, honestamente, superó las más optimistas expectativas que me tracé. Lo mejor, sin embargo, es que vamos por más.

Para quienes llevamos un largo tiempo en este negocio de la vida, para quienes ya ascendimos al quinto piso, para quienes hemos tenido la fortuna de cumplir muchos de nuestros sueños, el cumpleaños no es un día estrictamente distinto a los otros, así tengamos muchos motivos para celebrar. Y yo los tengo, por supuesto. Uno de ellos, de los principales, son mis clientes, eres tú. Por eso, quiero compartir la celebración contigo, así sea a la distancia, así sea de modo virtual.

Mi regalo para ti…

Hoy quiero que el regalo sea para ti, en reciprocidad por tantas alegrías que me has dado, por tantos momentos felices que vivimos juntos, por haberme dado el privilegio de entrar en tu vida y enriquecerme con tu pasión y tus ganas, por haberme permitido ayudarte a construir tus sueños. Hoy quiero darte el más cálido de los abrazos, uno honesto y genuino, y entregarte este regalo que junto con mi equipo de trabajo preparé especialmente para ti.

Los 10 mandamientos del emprendedor no es un decálogo, o una guía, mucho menos un mandamiento. Es una reflexión personal, una que suelo hacer cada 365 días el 22 de agosto, y que me permite fijar una hora de ruta para el siguiente año. La comparto contigo porque contiene un mensaje muy poderoso; espero que te ayude tanto como a mí. Y gracias, muchas gracias, por cuanto hicimos en este año que se terminó y por lo que sé que vamos a hacer en el que comienza.

Haz clic aquí y descarga el libro

Dedicatoria…

A quienes me dieron la vida y son maestros de felicidad, honestidad y trabajo: mis padres…

A quienes me ayudaron en los momentos más difíciles, cuando la oscuridad se tragaba mis sueños: ustedes saben quiénes son…

A quienes me brindaron la oportunidad de ayudarlos a cumplir sus sueños, gracias por tantas enseñanzas: mis clientes…

A quienes me enseñaron la otra cara de la moneda: lo que no quiero ser, lo que no debo ser, lo que no puedo tolerar: los innombrables…

A quienes me han acompañado este viaje maravilloso y me han enriquecido de mil formas: mis colegas, mis colaboradores…

A quienes me impulsan cada día a hacer un esfuerzo más, a ser mi mejor versión, para ayudarlos a ser felices mis clientes…

A quienes son el motor de mi vida, la fuente de mi felicidad, mi razón de ser: mi esposa y mis hijas…

ÁLVARO MENDOZA (2017)

Haz clic aquí y descarga el libro

Déjame tu mensaje de cumpleaños abajo:

Pin It on Pinterest

Share This