Usted tiene que escribir un artículo, porque sabe que eso es conveniente para sus negocios en red.

O desea comenzar un relato, una novela, una monografía, o cualquier tipo de texto.

Abre una página de Word en su ordenador y allí se enfrenta con el drama…

¿Cómo empiezo? ¿Qué escribo? ¿Lo escribiré bien?

Es entonces cuando siente que su mente se pone en blanco y sus manos se quedan paralizadas sobre el teclado; a eso lo llamamos “el terror de la página en blanco”.

Yo le diré cómo puede superar ese problema al escribir cualquiera de sus textos.

  • BUSQUE un lugar en donde se encuentre cómodo, que lo motive a escribir, en donde ningún sonido lo moleste. Si le agrada, puede poner un CD suave de su música preferida, tomar un té aromático y relajarse.
  • CIERRE los ojos, imagínese que está en un lugar que le dé paz, como una playa, con el ruido del mar y el sonido del viento entre las palmeras.
  • UBÍQUESE ahora en la realidad de su entorno y escriba una lista de los temas que desea incluir en su texto.

SUPONGA que, para comenzar, desea describir un lugar físico.

COMIENCE a escribir uno por uno los elementos:

-confitería

-mesas

-sillas

-luces

-personajes

AHORA vaya tomando una a una las palabras y cada vez las irá complementando con más datos (adjetivos).

EJEMPLO:

La confitería estaba en una esquina.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche.

ALLI ya tenemos un comienzo, ¿verdad?

Sigamos ahora con la palabra “mesa”, pero a continuación de lo que ya tenía escrito antes.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche. Había muchas mesas.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche. En la acera había muchas mesas.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche. En la acera había muchas mesas de madera.

Sigamos ahora con la palabra “sillas”, pero a continuación de lo que ya tenía escrito antes.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche. En la acera había muchas mesas de madera, cada una rodeada de cuatro sillas.

Sigamos ahora con la palabra “luces”, pero a continuación de lo que ya tenía escrito antes.

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche. En la acera había muchas mesas de madera, cada una rodeada de cuatro sillas. Las luces brillaban tenues en la oscuridad.

Sigamos ahora con la palabra “personajes”, pero a continuación de lo que ya tenía escrito antes, ¡y lea en qué se ha
convertido!

La confitería estaba en una esquina bulliciosa, y era de noche. En la acera había muchas mesas de madera, cada una rodeada de cuatro sillas. Las luces brillaban tenues en la oscuridad.

Hombres y mujeres sonreían mientras tomaban unos tragos.

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––

Como ha podido observar, se ha armado el comienzo de una historia de una forma muy sencilla.

Por eso siempre digo que NO hay que temerle a la hoja en blanco, sino que se deben preparar los elementos y luego dejarse llevar.

En última instancia, si comete errores al escribir, ¿para qué estamos los Correctores Literarios? Es preferible que deje volar su imaginación, antes que detenerse para saber si está escribiendo con corrección.

Pruebe con este sistema, y verá que es útil para todo tipo de texto.

¡Suerte!

Prof. Correctora Hilda Lucci

www.hildalucci.com.ar

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compártelo!

Comparte esta entrada con tus [email protected]