Si usted suministra información de calidad, su Sitio Web o Boletín Electrónico serán un éxito. No cometa el error de incluir material de relleno para cumplir con la periodicidad de sus publicaciones, es preferible no publicar nada a publicar algo mediocre.

Duración: 7 min. 59 seg.

La información sin duda constituye un insumo vital y crítico en el mundo de los negocios, las finanzas, el derecho, el entorno académico, y todo sin dejar de lado la cultura, las artes y las ciencias en general.

Hasta no hace mucho tiempo, el rol de productores de información estaba reservado para empresas, corporaciones o instituciones, revistas, periódicos, las únicas con capacidad financiera para producir contenidos, distribuirlos y comercializarlos.

Desde la aparición y difusión del Internet este contexto se ha visto fuertemente modificado y hoy casi que cualquier persona está en condiciones de producir y distribuir información.

Sin embargo, la situación es tan sencilla como que no importa de qué se trate su sitio web, no importa de qué trate su boletín, no importa qué tan bonito o bien presentado sea, no importa qué tan bien lo esté gestionando, no importa qué tan simpático o simpática sea usted, no importa que usted sea un experto en la materia, no importa que tenga un millón o dos millones o cien millones de suscriptores. Lo más importante de cualquier sitio web, de cualquier boletín electrónico, es el contenido.

Así como en audios o videos pasados pretendí hacerle ver la importancia de la planeación estratégica de su boletín y de su sitio web, lo instaba a no cometer el mismo error que comete el 90% de los emprendedores; es decir, dedicar poco tiempo a las etapas previas al lanzamiento de su sitio web o boletín porque los contenidos son cruciales. Créame lo que le digo, usted será juzgado duramente, severamente, por sus lectores, por sus prospectos, en cada una de las ediciones de su boletín, especialmente por novatos.

La única forma de impresionarlos es ofreciendo contenidos de calidad excepcional. Ese es el único truco. Pregúntele a cualquier editor digital o a cualquier productor de contenidos, generador de contenidos, y este le dirá: “El contenido es el rey”, de tal manera que su usted suministra consistentemente información de calidad, su boletín y su sitio web serán todo un éxito.

No cometa el error que cometen muchos o que hemos cometido; es decir, incluir material de relleno para tan solo cumplir con la periodicidad de nuestras publicaciones. Es mil veces mejor no publicar nada a publicar algo mediocre.

¿Qué tipo de contenidos ha usted de publicar? Todo depende, depende del boletín, de su público objetivo. Algunas personas optan por enviar simples enlaces, a otros nos gusta editorializar los contenidos y presentar contenidos pertinentes con nuestros temas. Todo depende de los objetivos que usted se haya trazado durante la planeación estratégica de su publicación, de su sitio web, de su boletín.

En este punto no hay fórmulas mágicas, no hay fórmulas ganadoras o perdedoras. Siempre dependerá, más que de usted o de su empresa, de su público objetivo y, por supuesto, de los objetivos que usted se trace con su publicación.

Algo que considero bien importante es que trate de hacer de su boletín o sitio web algo interactivo. Haga que sus lectores participen, que se involucren en el proceso, que tengan un sentido de pertenencia, de comunidad, que formen una comunidad.

En lecciones anteriores le hablaba de que los boletines electrónicos son ideales para consolidar comunidades virtuales de gran valor. Un punto bien importante y que es un error frecuente es que la gente cree que, por el hecho de tener un boletín o un sitio web, está creando una comunidad. No, nada más lejano de la realidad.

Conozco muchos editores, muchos boletines, muchos sitios web donde el sentido de comunidad es nulo, cero, tal y como lo escucha: cero. Los boletines electrónicos son tan solo una herramienta que le van a permitir crear esa comunidad, consolidarla y dinamizarla. No son la comunidad en sí; por lo tanto, sugiero que usted utilice contenidos interactivos generadores de comunidad.

Lo que diferencia a Internet y al correo electrónico de medios tradicionales como el radio, la televisión, los periódicos o las revistas es ese potencial de una comunicación de doble vía o de interactividad con sus lectores. Esto es particularmente sencillo de lograr con un boletín electrónico por suscripción voluntaria.

¿Ve la importancia de interactuar con sus lectores, con sus prospectos? ¿Ve el elemento de calidad que le imprime esto a su sitio web? Usted puede establecer relaciones más cercanas y personales con sus visitantes, puede determinar con facilidad sus preferencias, sus gustos, sus disgustos, sus quejas, sus reclamos, sus sugerencias, sus aportes, sus críticas. Puede solicitar retroalimentación, puede recolectar información demográfica de su audiencia, puede lograr que sean sus mismos lectores los que le provean los contenidos.

Tan solo le voy a dar algunas ideas: haga encuestas, solicite retroalimentación, agregue una lista de discusión, agregue foros interactivos, haga teleseminarios, realice teleseminarios, teleconferencias, chats, charlas, solicite colaboración de sus lectores en la forma de artículos, notas de prensa, notas de interés, sitios web que recomiendan, chistes, anécdotas, entrevistas, etcétera. Todo está limitado por su propia imaginación.

Es común observar que muchos de los principales boletines que circulan en la red o bien no cuentan con herramientas adicionales para brindar servicios a su comunidad como foros, listas de discusión, podcasts, teleseminarios, o bien ni siquiera existe un sitio web vinculado al cual puedan concurrir sus suscriptores y consultar por ejemplo las ediciones de archivo de su boletín.

Esto sin referirnos a uno de los problemas más críticos a los que se enfrentan los productores de información: cómo rentabilizar su publicación, cómo rentabilizar su emprendimiento, tema que trataré o intentaré tratar en futuros videos.

También pretendo darle una serie de recursos donde podrá escoger software, herramientas generadoras de comunidad para que implementen boletines y sitios web.

Sin duda los temas que he tratado hasta este momento, en este y en pasados videos, pueden ser profundizados mucho más e incluso dan para un curso específico sobre el tema, un libro de 400, 500, 300 o 200 páginas. Sin embargo, para el objeto de este video, se sale de las dimensiones de este.

Pin It on Pinterest

Share This