Hoy quiero hablarte sobre cómo debes pensar para empezar a generar ganancias de seis cifras en dólares al año con un trabajo en Internet.

Sí, así como te lo digo. Es posible, pero debes ajustar algunas cosas de tu vida actual.

Porque hay una gran diferencia entre la mentalidad de un empleado que hace, digamos, 50.000 dólares al año, y la de un empresario que hace esa misma cantidad cada mes.

¿Notaste la diferencia? 50.000 dólares al año contra 50.000 dólares cada mes, es decir, 600.000 dólares anuales

Veámoslo desde otro ángulo: hay una diferencia entre alguien que está feliz de ir a la oficina a cumplir su jornada de 9 a 5, y otra persona que produce una cifra seis cifras al año trabajando solo 4 horas al día.

Y hay una diferencia gigantesca entre alguien que toma el control de su vida y alguien que acude a su jefe para que decida por él (el salario, el horario, las vacaciones, el estudio).

Creo que mucho de eso se reduce a la mentalidad, a la forma en que vemos y asumimos la vida: actuamos o dejamos que nos lleve la corriente.

Asumamos que eres una de esas personas a las que la mentalidad que le inculcaron lo tiene estancado y le impide alcanzar el éxito y la prosperidad que desea. ¿Cómo, entonces, vas a cambiar esa mentalidad de empleado para convertirte en un nuevo empresario?

Permíteme hacerte dos sugerencias hoy.

La primera: si realmente deseas convertirse en un empresario exitoso, debes reconocer que eres el único y directo responsable de tu fracaso y de tu éxito. Nada ni nadie podrá cambiar eso: tú, solo tú, puedes hacerlo.

No es tu jefe, no es tu familia, no son tus amigos los que te llevan al éxito: eres tú, solo tú, el que toma la decisión. Y, sobre todo, son tus actos los que determinan ese resultado.

Tu negocio florecerá en la medida en que tus esfuerzos sean los correctos. Cuando trabajes duro –y de manera inteligente–, ganarás más dinero y en menos tiempo que con cualquier trabajo convencional de tiempo completo.

Pero, claro, debes dar el primer paso: asumir la responsabilidad de tus esfuerzos y ser el dueño de tu tiempo. Verás cómo en pocas semanas serás recompensado por cada minuto que trabajes con esta nueva mentalidad de empresario.

La segunda sugerencia es la siguiente: adquiere los hábitos de los empresarios exitosos y, sobre todo, deja de leer lo mismo que los demás empleados leen.

¿Quieres ser como ellos, exitoso y próspero? Entonces, lee lo que ellos leen: lee libros de negocios, libros sobre el autocrecimiento. Lee acerca de cómo fabricar una vida exitosa con dos sencillas herramientas: un computador y una conexión wifi.

Despídete de esas horas ociosas pegado al Facebook, bota las revistas basura, regala las novelas románticas y cualquier otro texto que alimente una mentalidad pobre.

Por supuesto, en tu vida debe haber un espacio para el entretenimiento, pero cuanto más tiempo le dediques a la lectura de los textos adecuados, de los que en realidad te enriquecen, más rápido tu mente se transformará en la de un empresario exitoso.

Aunque te resulte difícil de creer, si te enfocas en lecturas que alimenten tu intelecto, como por arte de magia dejarás de disfrutar pasar tiempo en actividades que te alejan de tus metas. Piénsalo, pruébalo.

¿Necesitas un incentivo para empezar?

Mira este video… es una gran cartilla sobre la creación de una mentalidad empresarial, aquella que te llevará a garantizar ingresos de seis cifras. Es justo lo que deseas, ¿cierto?


Pin It on Pinterest

Share This