Voy a comentar algo que a mi me ha servido mucho como inspiración. Yo empecé mis negocios en 1998 y en aquella época todo en Internet se basaba en texto, es decir, que yo tenía que sentarme a escribir… y una de las dificultades que yo veía es que primero no me considero que yo sea muy buen escritor, puede que tenga buena ortografía, quizá no tan buena redacción pero… es difícil sentarse frente a una pantalla de computador y decir bueno voy a escribir y pasan 5 minutos y no me sale ni siquiera el título.

Cuando yo escribí mi primer libro, me tardé casi un año. Cuando escribí el segundo, lo hice en dos o tres meses y fue porque aprendí una técnica que fue escribir primero la tabla de contenidos. Esa tabla era mi inspiración.

Es decir, cómo yo visualizaba ese libro, “esto es lo que voy a tratar en el capítulo I, en el capítulo II, en el capítulo III, etc.“. Y luego me sentaba a redactar en el capítulo I y hacia todo lo que yo escribí en esa tabla de contenidos; así es mucho más fácil.

Ahora hay un software que facilita el proceso de escritura y son los mapas mentales o mind maps. Hay uno que se puede conseguir gratuito y se llama Freemind.

Y básicamente en este mapa mental vas anotando todas las ideas de todo lo que quieres hablar en un artículo o en un capítulo de tu libro, y cuando te sientes ya tienes claridad de qué es lo que vas a escribir, entonces ese pánico o terror a la hoja en blanco se te va a disminuir.

Pero la última recomendación que te voy a dar, y es la que me ha permitido generar contenidos de forma meteórica o como relámpago, es que yo ya no me siento a escribir artículos…

¿Qué hago yo?

Si voy a hablar del tema A y lo que hago es: prendo mi grabadora y hablo todo lo que tengo que hablar sobre ese tema y lo grabo en audio. Ahí se elimina el proceso de bloqueo de la página en blanco.

Además no importa lo que hables… si estás hablando en forma incoherente, ilógica, no estás siguiendo un patrón o una línea como si estuvieras escribiendo, pero todos tus pensamientos van a quedar grabados en ese audio. Después lo que haces es mandar a transcribir ese audio, y generalmente en la transcripción quitaran todas las frases repetitivas, los mmm, los ahh, todo ese tipo de cosas; y una vez ya lo tienes en texto, es mucho más fácil convertirlo en un artículo o en un capítulo de un libro.

Ahora, si lo que estás escribiendo son contenidos para tu sitio Web, yo hoy en día tampoco ni siquiera hago esto del audio, sino que yo me siento en frente a mi cámara de video, grabo videos de 5 minutos, ese video después lo publico en mi sitio Web, en las diferentes plataformas, pero adicionalmente yo lo mando transcribir y esa trascripción se me convierte en un artículo, ese artículo lo puedo publicar en MercadeoGlobal.com, una colección de artículos los puedo juntar y se me crea un reporte y si yo tengo un reporte y si yo tengo una continuidad temática en lo que yo estoy grabando en esos videos perfectamente se puede convertir en un curso, en un libro, etc., etc.

Entonces para mí en lo particular, ha sido muy beneficioso apartarme de escribir directamente, sino básicamente abrir mi boca y empezar a hablar. Es la forma más fácil de crear productos a mi juicio, básicamente puedes estar creando productos, o libros, o reportes, o cursos con la velocidad del sonido, entre más rápido puedas hablar, más rápido vas a tener tu producto. Esa es mi recomendación.

 

Pin It on Pinterest

Share This