El arte del éxito y la felicidad en la vida está en tomar las decisiones adecuadas, más allá de las circunstancias. Desde muy temprano, Alexander Méndez Castro, tuvo claro que su futuro estaba fuera de Cuba, donde nació, y que buscó una vía de llegar a esa tierra firme donde hallara las condiciones y garantías para comenzar a construir un futuro sin límites.

Puso sus ojos más allá de donde el horizonte se vuelve infinito. “Vivir en un país donde los sueños casi nunca se concretan, es difícil. Estaba seguro de que iba a vivir y trabajar donde pudiera luchar para hacerlos realidad”, explica. Además, estaba la influencia de su madre, que lo formó en los principios de la libertad, la autoconfianza, el compromiso y la responsabilidad.

Estudió Ingeniería Informática, que en la década de los 90 se proyectaba como una profesión con futuro. Pero, sobre todo, una labor que se puede desempeñar en cualquier lugar del mundo, y eso fue justamente lo que le llamó la atención a Alexander. Sin embargo, no era suficiente, no al menos para llegar a donde él quería estar.

“Al terminar la carrera, hice un máster en Informática Aplicada a la administración y el Marketing especializado en turismo”. Paso a paso, abonaba el camino al éxito. Ingresar al mercado laboral supuso un duro golpe. “Me vinculé a la empresa de servicios informáticos de Holguín, mi ciudad, y me di cuenta de que nadie hacía nada, se iba a la oficina a leer el periódico”.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Recientemente, Alexander Méndez lanzó un libro en el que explica su metodología.

Lejos de dejarse contaminar por el ambiente, buscó proyectos en los que podía trabajar y que luego le significaron premios a la compañía en ferias empresariales. Una gran muestra de su resistencia a la realidad en que vivía. No se detuvo ahí. Aprovechó su conocimiento y formó a los técnicos en las últimas tecnologías de la época: Windows y Microsoft Office-95.

Fue tal el éxito, que los cursos se impartieron al público en general y a otras empresas. “Llenamos las aulas del edificio con alumnos externos, todo el día, y le dimos un impulso a la dinámica de la compañía”, recuerda. Un pichón de emprendedor en un país donde no se permite emprender. Sus sueños, sin embargo, volaron lejos, tal y como lo deseaba.

Con nada más que un morral deportivo y 75 dólares en el bolsillo, cruzó el Atlántico y se afincó en España. Fue difícil dejar atrás a su familia, a sus seres queridos, para aventurarse en un mundo desconocido. Una experiencia que le enseñó que la clave del éxito está en no perder el foco, en confiar en ti mismo y, sobre todo, en pasar a la acción.


Formarse como emprendedor, darle la importancia debida a la estrategia
de tu negocio y rodearse de las personas adecuadas son sus claves para
emprender con éxito, las que llevaron a Alexander Méndez a la cima.


Allí, en la Madre Patria, comprobó que las ganas son un buen punto de arranque, pero insuficientes para alcanzar los sueños. Y más cuando te das cuenta de que tienes muy poca formación como emprendedor o empresario. Entonces, aprendió de la forma más común, pero también más dura, que existe: de los errores.

Su primer emprendimiento fue una maestría de qué no se debe hacer si se quiere tener éxito en los negocios. “Desarrollábamos software a medida, intentando competir con las grandes consultoras. Pero, carecíamos de una estrategia, no había un camino. No había un producto, ni una estrategia de comercialización, ni un plan. Ese fue el error más costoso”, afirma.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Con mentores como Benlly Hidalgo, Alexander Méndez llegó a donde quería.

Entonces, no hubo más remedio que, con humildad e inteligencia, reconocer que debía regresar al punto de partida y fortalecer las bases del conocimiento para cimentar un proyecto sólido. “Me formé en Gestión de la Productividad y en Diseño de Estrategias de Marketing, para no repetir los mismos errores”. Era hora de avanzar.

Allí conoció “el método Sostac, que luego me serviría para crear Marketing4Pymes, mi negocio actual”, relata. Antes de volver a lanzarse al agua como un balsero aventurero, estableció un plan. Diseñé un programa detallado con cada uno de los pasos que he ejecutado año tras año hasta llegar a donde estoy hoy”, agrega.

En ese camino, afortunadamente para él, encontró a las personas que lo marcaron, que lo guiaron y que lo acompañaron rumbo al éxito y la felicidad. Hallé un blog con información de la más alta calidad, mercadeoglobal.com, de Álvaro Mendoza. Fue la luz para comenzar a hacer las cosas bien”. Por fin, pasos en firme hacia la cima.

Capacitación, la clave

“Aprendí a ayudar a mis clientes a generar ventas a través de la red. Desde entonces, Álvaro es mi mentor y un buen amigo”, cuenta. Después apareció Aritz Urresti, su coach. “Me enseñó que para cada cosa que quieras conseguir en la vida existe una metodología que te ayuda a hacerlo de la forma más sencilla, siguiendo un paso a paso”.

De ese aprendizaje, precisamente, surgió Marketing4Pymes, un programa destinado a ayudar a cualquier emprendedor a diseñar y ejecutar la estrategia de marketing adecuada para su negocio. Por último, en su camino se cruzó Benlly Hidalgo, al que conoció en un evento presencial en Madrid, gracias al programa Celebridad Instantánea.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Alexander también trabaja de la mano de Gus Sevilla y Álvaro Mendoza.

“Llegué con la ilusión de conocer a Álvaro, pero no estaba allí. Quedé muy decepcionado, hasta que vi la charla de Benlly y me di cuenta de que era alguien con quien quería trabajar. Con él, aprendí la importancia de tener un buen mentor y de esforzarte al máximo para alcanzar la excelencia”. En 2014, en Bilbao (España), lanzó el programa Marketing4Pymes.

Ideó y ejecutó una estrategia de cuatro fases: la primera, diseñar y lanzar un programa para empresarios y emprendedores de su comunidad; la segunda, madurar y formar casos de éxito; la tercera, crear una plataforma y llevarlo al mundo virtual, para escalarlo; la cuarta, impartir conferencias y seminarios a nivel internacional sobre el tema.

Ya cumplió con éxito las tres primeras fases y el pasado mes de octubre arrancó con la cuarta: dictó un seminario en Miami (EE. UU.) y en noviembre estuvo en Quito (Ecuador). Además, publicó un libro para explicar detalladamente su metodología y compartir las experiencias acumuladas a lo largo de cuatro años de trabajo.

Y prepara un nuevo programa, totalmente práctico, con su amigo y consultor Gustavo Beltrán. Soy muy feliz cuando alguien me dice que lo ayudé a mejorar su negocio y no dudo que, si volviera a empezar, de nuevo sería emprendedor”. Uno que, valga decirlo, está en proceso de construcción: “Mi reto es dar el salto internacional”.

Sí, que otros como él se resistan a la realidad que la vida les ofrece, que no es algo definitivo, ni inmodificable. Sí, que otros como él crucen el horizonte hasta llegar a esa tierra firme, allí donde los esperan sus sueños, el éxito, la felicidad y la prosperidad. Para ello requieres mentalidad, perseverancia, planificación y acción, además de tener un buen mentor.


¿Quieres saber más de Alexander?
Web:
Marketing4Pymes
Facebook: www.facebook.com/alexandermendez72
Facebook: www.facebook.com/mk4pymes
Twitter:
twitter.com/alexandermendez
Twitter:
twitter.com/mk4pymes
LinkedIn:
es.linkedin.com/in/alexandermendez/
Blog:
AlexanderMendez.com/
Libro: ElMapaDeTuNegocio.com


 

Pin It on Pinterest

Share This