Hace unos días realicé una maratón de transmisiones en vivo a través de Facebook para promocionar uno de los productos que trabajo actualmente: Negocio21pasos.com. Fue una experiencia enriquecedora de diversas maneras, en especial por la participación activa de las decenas de personas que cada noche nos privilegiaron con su compañía.

En repetidas ocasiones, sin embargo, las preguntas que nos formulaban no estaban relacionadas con el producto que estaba promocionando. Más bien, eran interrogantes que surgían de la natural curiosidad de las personas que querían entender por qué alguien como Álvaro Mendoza dedica tiempo para vender un producto ajeno como afiliado.

Hace casi siete meses, cuando conocí este producto, la verdad que me estalló la cabeza. ¡No lo podía creer! Era tal el cúmulo de beneficios, tan grandes las posibilidades, que me parecía imposible que fuera verdad. Me encantó desde el comienzo, debo confesarlo, pero soy bastante escéptico porque sé que en los negocios hay mucho engaño.

Entonces, opté por comprar el curso y tomarlo para formarme una idea real. Lo hice con la mejor disposición, con la mente abierta, con la disciplina y el empeño que me permitieron convertirme en El Padrino de los negocios por internet en el mercado hispano. Al cabo de unos diez días lo había completado y, la verdad, honestamente superó mis expectativas.

Si viste alguna de las transmisiones, te habrás enterado de que en poco más de seis meses llegué a las ansiadas 6 cifras en comisiones. ¡Wooowww! Trabajé a partir de uno de los activos más valiosos que poseo, que es mi lista, y la respaldé con las sesiones de Facebook Live que no solo fueron un éxito, sino que además resultaron entretenidas.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Aprovecha los talentos que la vida te dio y tus conocimientos para servir a otros.

Una de las lecciones más valiosas que aprendí a lo largo de veinte años como emprendedor fue aquella de entender que, como dicen en Colombia, no hay que poner todos los huevos en la misma canasta. Menos, en un ámbito como el de los negocios, que está sometido a los vaivenes de la economía, a los cambios en los gustos de los clientes.

Por eso, desde hace mucho tiempo, diversifico mis fuentes de ingresos. Te cuento una anécdota ilustrativa. Hace unos años, al cabo de un evento en Bogotá, se me acercó uno de los participantes y me dijo que tenía una proposición para mí, que debíamos ser socios. Le respondí que me enviara una propuesta formal, que la estudiaría y luego hablaríamos.

Esa persona era Benlly Hidalgo y el fruto de su propuesta es el Club de Marketing Global, un proyecto apasionante que nos ha permitido ayudar a cientos de emprendedores españoles para que alcancen sus sueños. De hecho, en enero pasado, en Vigo celebramos el Congreso SomosEmprendedoresDigitales.com, una experiencia espectacular.


Una de las características diferenciales de aquellos que alcanzaron en éxito es
que no se conforman, que no apuntan a un solo modelo de negocio. Aprender
a generar nuevas y variadas fuentes de ingresos te dará un plus significativo.


Si bien no estoy en la permanente búsqueda de nuevos negocios, tampoco les cierro la puerta a otras oportunidades interesantes para mí y para mis clientes. Esa premisa me ha ayudado en los tiempos difíciles. Por eso, procuro estar preparado con conocimiento, con mentalidad positiva, con acciones alternas y, en especial, con otras fuentes de ingreso.

Así como la vida no te da una sola oportunidad, sino cientos, miles, en los negocios no tienes por qué depender de una sola fuente de ingresos. Es algo que debes aprender para sobrevivir en esta jungla que es el mercado. Y como sé que te van a servir, te comparto las cinco leyes del éxito del emprendedor, las mismas que aplico en mi día a día:

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Generar ingresos adicionales es posible aunque tengas un trabajo convencional.

1) No vendas algo que tú mismo no comprarías: parece obvio, pero no lo es. Y no lo es, principalmente, porque hay emprendedores que, en su afán por ganar dinero, se le miden a lo que sea. Como se dice en Colombia, se le tiran a un tren. Ni siquiera consideran si ese producto (que puede ser muy bueno) encaja en los intereses y gustos de sus clientes.

Si el producto no es tuyo, hay ciertas precauciones que debes tomar: certificar la calidad, confiar en quien lo produce, saber si el servicio al cliente es efectivo. Cuando promocionas algo que es de otro, la confianza y la credibilidad que están en juego son las tuyas. Si ese producto no es para ti o no te satisface plenamente, seguro a tus clientes tampoco.

2) No dependas de una sola fuente de ingresos: la gran mayoría de las personas vive una vida de frustraciones y limitaciones que surge de dos fuentes. La primera, no ama lo que hace, no le apasiona su trabajo; la segunda, ese trabajo convencional no le brinda los ingresos necesarios para darse la vida que siempre soñó. Es algo muy doloroso, sin duda.

Aunque tengas un trabajo convencional, puedes generar recursos adicionales que te ayuden a cumplir tus sueños, que sirvan de soporte en una eventualidad y que te ayuden a sobrepasar algún momento negativo inesperado. De nuevo, una advertencia: no te enfoques en el dinero, sino en tus talentos y en poder ayudar a otras personas.

3) Sé el único dueño de tu tiempo: cuando entiendas que la felicidad en la vida son los momentos que puedes compartir con aquellos a quienes amas, los que puedes dedicarte para ti (a estudiar, a hacer deporte, a viajar), verás cómo el dinero deja de ser la primera de tus prioridades. Para ello, tiene que aprender a ser el único dueño de tu tiempo.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Ser el dueño de tu tiempo te da libertad e independencia.

El problema es que muchas personas abandonan el trabajo convencional para convertirse en autoempleados de su propio negocio. Quizás es peor la medicina que la enfermedad. Ser el dueño de tu tiempo es lo único que te brindará la libertad y la independencia que deseas, pero solo lo conseguirás cuando dejes de ser esclavo de tu fuente de recursos.

4) Rodéate bien: una de las principales razones por las cuales muchos no alcanzan sus sueños es porque están rodeados de compañías tóxicas. Personas que los critican, que los frenan, que los llenan de inseguridades. Son lastres que impiden que avances, que se transforman en obstáculos muy difíciles de superar. ¡Libérate de ellos, libérate pronto!

Asegúrate de que quienes te rodean son las personas adecuadas para apoyarte, para ayudarte a llegar a donde deseas. Personas que te inspiran, que te impulsen a ser mejor cada día, que te aporten con su conocimiento y experiencia. El éxito y la felicidad son fruto del ambiente en que te desenvuelves, de aquellos con los que pasas más tiempo.

5) Sé fiel a tus valores y principios: ser auténtico es una de las razones, una de las más importantes, por las cuales el mercado se inclina por ti. Si ya conseguiste conectar con otras personas, no cambies por la creencia de que tienes que ser como otros, como tal o cual gurú, como el personaje que está de moda en ese momento. ¡Sé tú mismo, siempre!

Si aún con tus defectos y limitaciones eres la mejor opción para algunos, no pierdas su confianza, no expongas tu credibilidad. Todos somos imperfectos y ahí radica una gran fortaleza si sabemos sacar provecho de nuestros talentos y conocimientos, si los ponemos al servicio de otros con pasión y convicción. ¡Sé la mejor versión de ti mismo y triunfarás!


 

Pin It on Pinterest

Share This