En mercadeo vender productos físicos no tiene ninguna diferencia con vender productos digitales. Lo que sí se diferencia es que si vamos a tener una tienda virtual tratemos de ser lo más nicho posible. Es decir, no una tienda en la que nos convirtamos en Wallmart, donde podemos hacer mercado, cortar el pelo o por último almorzar en Mc Donald´s.

Si  vamos a hacer una tienda, debemos hacerla de una categoría específica. Esto no quiere decir que no nos  vaya a funcionar una tienda estilo Amazon donde podemos comprar varias categorías. Pero para lograr dominar una tienda de esa envergadura, debemos tener mucho dinero para ponerla a funcionar. De lo contrario terminaremos ofreciendo en unas categorías cien productos, mientras que en la otra, uno o dos. Si no logramos especializarnos, terminaremos vendiéndole a todo el mundo de todo y no vamos a terminar haciendo absolutamente nada.

Cuando se trata de una tienda virtual, hay algunos elementos de diseño que hay que tener presentes y que han sido testeados y generan mucha confianza y credibilidad. El primero es colocar un número de teléfono,  por otro lado se ha comprobado que colocar los logos de Visa, Mastercard y American Express, genera confianza. Si además, colocamos un certificado de seguridad,  generaremos mucha más confianza y credibilidad. Y si realmente respondemos el teléfono o tenemos un call center que aclare todas las dudas, lograremos tener todos los elementos que ayudan al éxito.

Si es una tienda que vende muchas cosas es necesario generar una multitud de regalos, pero si es una tienda con un sólo nicho podemos crear un reporte digital donde hablemos sobre “Los diez principales consejos para utilizar su carnada en época de verano en la Florida”. O algo así por estilo.

Entonces, debemos tener en cuenta qué es lo que nuestro público objetivo quiere, y el incentivo que le vamos a ofrecer. El resto es como jugar a las adivinanzas.

Pin It on Pinterest

Share This