Duración: 9 min. 16 seg.

¿Funciona el Marketing por Internet sin necesidad de mezclarlo con el Marketing Tradicional?

El Marketing es uno solo, dentro o fuera de Internet

Bueno, otra excelente pregunta de uno de nuestros suscriptores que dice: ¿Funciona solamente el marketing por Internet sin necesidad de mezclarlo con el marketing tradicional?

Bien interesante la pregunta, porque la respuesta es: depende. Primero, no hay mucha diferencia entre el marketing a través de Internet y el marketing fuera de Internet. Los mismos principios que utilizamos nosotros en el marketing en Internet aplican igualmente al mundo fuera de Internet. De hecho, muchas de las cuestiones que se hacen a nivel de marketing en Internet son una simple copia o moldear estrategias de marketing que se han venido utilizando por muchos años.

Ahora, si usted sabe un poco del marketing de respuesta directa, el marketing directo o el marketing emocional de respuesta directa, esto es una ciencia que no fue inventada gracias al Internet. Es una ciencia que lleva más de cien años, incluso fue a finales del 1800, comienzos del 1900, cuando empezó toda esta disciplina, ciencia o arte, como lo quieran llamar. De tal manera que hablar de manera de marketing en Internet no excluye hablar de marketing fuera de Internet porque no son mutuamente excluyentes.

Quizás cambien las estrategias, quizás tengamos las herramientas, quizás cambien las tácticas pero, en esencia, el marketing es uno y uno solo. Ahora, dependiendo de la definición que usted tenga de marketing, mi definición preferida es que el marketing no consiste más que en establecer, crear y mantener relaciones con otras personas y que estas relaciones sean de mutuo beneficio. De esta manera, esa definición aplica tanto para Internet como fuera de Internet.

Ahora, si usted quiere promover 100% su emprendimiento al Internet y tiene la posibilidad de utilizar técnicas o estrategias offline, úselas, es muy poderoso. Cuando usted hace un mix de marketing y tiene la posibilidad de hacer marketing a través de Internet, marketing a través del teléfono, marketing a través del correo postal, marketing a través del fax, marketing a través de otros medios, pues obviamente sus resultados van a dispararse.

Les voy a dar un ejemplo y, si usted es cliente mío, puede que lo haya vivido en carne propia. Si usted compra determinado producto mío y usted me ha pagado con tarjeta de crédito, obviamente yo tengo su nombre, tengo su dirección y tengo su teléfono, que son datos que usted me ha dado para hacer el cobro respectivo a su tarjeta de crédito. Si yo me limito simplemente a procesar la tarjeta de crédito, darle el producto que compró y de ahí pago el proceso de marketing, estoy dejando mucho dinero por fuera.

¿Qué hago yo? Primero, como ya sé que tengo un cliente, es mucho más fácil venderle a un cliente que ya le ha comprado a usted que conseguir constantemente nuevos clientes. Ahora, si usted es conocido porque tiene buenos productos, de alta calidad, y realmente está cumpliendo con lo que ha prometido, pues obviamente es mucho más fácil que esa persona que ya le ha comprado con anterioridad le siga comprando una y otra vez a lo largo del tiempo.

Pero no haga solamente este seguimiento a través del Internet. Si tiene otras formas de contactar a la gente, hágalo. ¿Entonces qué hago yo? Simplemente por mencionarle algunos ejemplos: cuando alguien me compra un producto, al otro día o máximo al segundo día de haber tramitado la compra, yo les envío —no a todos, ojo— una carta postal, que no es más que una carta de ventas ofreciéndoles un producto lógico y complementario de la compra que acaban de hacer y se las mando por correo postal.

Son cuatro hojas por cara y cara y, cuando a la persona le llega ese correo directamente a su casa o a su oficina o a la dirección que tiene registrada en su tarjeta de crédito, no me están aplicando los filtros anti-spam. Estoy comunicándome de una forma más personal con la gente. Cuando la gente abre el sobre y ve mi carta de ventas —acá tengo una—, ya sabe que es de Álvaro Mendoza, lo va a leer con calma. Y en la última página tengo un llamado a la acción donde, si están interesados en aceptar esta oferta, los dirijo a una página web desde donde pueden tramitar el pago de la compra y recibirlo tal cual. Esto ha aumentado mucho el valor que tiene para mí cada una de las personas que me compra.

Ahora, teléfono, ¿por qué no llama usted a la persona que le acaba de hacer la compra y trata de determinar cuáles son sus necesidades, ver si recibió el producto, hacerle un seguimiento o posventa? Cuando usted se conecta de estas otras formas fuera de Internet, va a ser muy fácil que usted tramite la compra, sobre todo en Internet donde las ventas son tan impersonales. La gente, si ya ha sido suscriptora mía por algún tiempo o me ha seguido desde el boletín o desde el sitio web, poco a poco se ha ido generando una confianza y me consideran a mí como amigo. Además me conocen por la voz porque yo distribuyo contenidos en audio, me han visto en videos como este, de tal manera que todo ese tipo de cuestiones permiten humanizar el proceso y es una cosa que no deben olvidar: la interacción humana.

Por más que Internet sea desde un computador, no quiere decir que yo voy a estar conectado a la pantalla del computador y escondiéndome detrás de la pantalla del computador. Yo estoy tratando con personas y, si yo llego a esas personas por diferentes medios como el teléfono, como el fax —si usted pidió ese dato por qué no utilizarlo—, como el correo postal, ¿por qué no usarlos? ¿O por qué no una tarjeta postal agradeciendo por la compra, haciendo otra oferta o invitando a que se descarguen un reporte gratuito?

El hecho es que usted puede hacer marketing en múltiples dimensiones o multidimensional. Esta estrategia es bien poderosa porque, cuando la gente —vuelvo y le repito—, cuando alguien ya ha tramitado una compra, ya hay una barrera menos, esa persona le compró porque confía en usted y cualquier comunicación subsiguiente u oferta que le haga, si es algo que realmente le va a ayudar a esa persona, lo va a comprar.

De esta manera, recomiendo mezclar diferentes estrategias de marketing, incluso diferentes tecnologías. En Internet, ¿por qué limitarse solamente al texto? ¿Por qué no incluir audios? ¿Por qué no incluir videos como este que está viendo o como otros videos que básicamente son como si estuviera haciendo yo una presentación en PowerPoint? No ven mi cara pero ven la presentación en PowerPoint.

¿Por qué no hacer un teleseminario donde usted puede tener cien, doscientas, mil o dos mil personas asistiendo en vivo y en directo a ese evento? Todo ese tipo de cosas acerca.

De tal manera que, regresando a la pregunta sobre si funciona solamente el marketing por Internet sin necesidad de mezclarlo con el marketing tradicional, sí puede que funcione pero vuelvo y lo repito: el mercadeo es uno y uno solo. El marketing consiste en establecer relaciones de mutuo beneficio entre todas las partes involucradas y, si eso quiere decir que usted va a involucrar técnicas no propiamente exclusivas de Internet, hágalo, ¿por qué no? Si es algo que le permite solidificar esa relación, es la cuestión inteligente para hacer.

Creo que esa ha sido toda la reflexión de este video. Voy a continuar en futuros videos contestando preguntas de nuestros clientes, suscriptores, colegas y amigos.

Pin It on Pinterest

Share This