Si sigues con atención la información que publico y comparto a través de mis canales digitales, sabrás que desde hace unos días estoy en un evento espectacular: un Mastermind Platino con personas increíbles que me han dejado grandes enseñanzas y que, además del hermoso paisaje que aprecias, me tocaron el botón de la inspiración.

En un atardecer encantador, antes de la puesta del sol, quiere responder a una de las preguntas que me formulan con más frecuencia y que me hicieron hace solo unos días: ¿Cuáles serían las cinco estrategias que implementaría ya si necesitara levantar las ventas de mi negocio hoy? ¿Listo para escuchar el contenido que puede cambiar tu vida?

Vamos, pues:


Mercadeo Global - Álvaro Mendoza


1) Debes tener claridad exactamente de a quién le estás vendiendo: es un error que veo cada vez más. La gente trata de venderle a todo el mundo y a la hora de la verdad no le vende nada a nadie. Debes saber ¿cuál es ese problema urgente que necesita solución?

2) Tus acciones de marketing deben ser consistentes: aprende que la gran parte de las ventas se cierra cuando hay seguimiento. No puedes esperar que la venta se produzca en el primer contacto. Tus estrategias deben ser multipaso y multicanal, y coherentes.

3) Debes saber con certeza cuánto te vale un cliente: cuando sabes cuál es el número que arroja esa ecuación, determinas cuánto puedes gastar en publicidad. Lo ideal es que el sistema que implementes convierta a esa persona en un cliente asiduo durante largo tiempo.

4) Debes establecer unos indicadores de gestión: no te concentres únicamente en la primera venta, sino en las subsiguientes. ¿Cómo? Brinda ofertas añadidas (upsells y downsells). Para mí, por ejemplo, en un lanzamiento representan un 20 % más de ventas.

Es como cuando vas a McDonald’s: pides una hamburguesa, pero te ofrecen gaseosa y papas fritas agrandadas; ahí es donde está la ganancia para la empresa. Debes saber cuántos visitantes tuvo tu web, cuántos tomaron acción, cuántos compraron, en fin…

5) Debes implementar un sistema efectivo: no hay necesidad de reinventar la rueda. Hay sistemas que ya funcionan en los que te puedes apalancar. ¿Cómo? Si quieres ir del punto A al B, sigue a quienes ya recorrieron ese camino con éxito y te pueden ayudar.

Compra sus productos, asiste a sus eventos, adquiere sus consultorías y mentorías. Esa educación es la que te va a permitir diseñar las estrategias efectivas y conseguir los resultados que esperas de tu negocio. Apóyate en los que ya alcanzaron el éxito.

Como buen marketero, sin embargo, antes de irme a disfrutar de la puesta de sol, te dejo dos espectaculares bonos:

Bono 1: ¡Cállate!, y escucha más, deja de hablar y hablar. Vender no consiste en hablar y hablar, sino en escuchar y escuchar lo que el mercado te dice, lo que necesita, y desarrollar la solución a ese problema. El genio del marketing no eres tú, sino el mercado.

Bono 2: todo lo que hagas en tu negocio debes enfocarlo en la construcción de tu propia marca. Es más fácil vender cuando tienes una marca reconocida, una reputación, cuando generaste confianza y credibilidad, cuando hay una relación a largo tiempo.

Esto que acabas de leer es solo un adelanto de lo que encontrarás en el video, que está ¡hot, hot! No dejes de verlo: te aseguro que es un tiempo muy bien invertido. Si te gusta, no olvides darle like y compartirlo con tus amigos y conocidos, a los que también les puede interesar. Soy Álvaro Mendoza, director de Mercadeo Global, y te agradezco tu audiencia.

Chao chao…


 

Pin It on Pinterest

Share This