Cuando iniciamos un negocio o emprendemos un camino distinto en la vida o arrancamos una etapa personal o profesional, queremos alcanzar el éxito. Esa es la meta, esa es la recompensa. En el aspecto material, así mismo, esta ilusión va acompañada de la prosperidad, del deseo de atesorar una riqueza que nos permita un estilo de vida soñado.

Eso está bien, es una aspiración legítima. Sin embargo, en los negocios, hay emprendedores que se dejan llevar por el entusiasmo, pierden la perspectiva por inusitados resultados positivos y cruzan esa línea invisible hacia las arenas movedizas del exceso. Hay casos, inclusive, en los que las personas caen en las garras de la avaricia.

Si sigues con atención y disciplina las publicaciones que realizo en diferentes canales digitales, con seguridad me habrás escuchado decir que te puedo ayudar a “escalar tu negocio al siguiente nivel”, que te enseño las estrategias para “generar más ingresos” y también que el objetivo final es que puedas “incrementar tus ganancias”.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Conseguir nuevos clientes es una forma de hacer sostenible tu negocio. Hay que saber atraerlos.

Todo eso es cierto, es real, es sensato, es honesto. Es lo mismo que procuro hacer en mis negocios, es el proceso que viví a lo largo de los casi veinte años que llevo en el mercado. Siento que fui bendecido, que soy muy afortunado por cuanto tengo, especialmente la riqueza de mi familia, mis amigos y, por supuesto, tú (mis clientes).

Sin embargo, no soy multimillonario, no aparezco en la Lista Forbes y, con seguridad, jamás apareceré. Y como procuro ser coherente entre lo que pregono y lo que practico, mis cursos y asesoría están enfocados en ayudarte a alcanzar un razonable y decente nivel de prosperidad, no a convertirte en un megamillonario.

Hablo de esto porque uno de los capítulos más interesantes de mi curso Triplique sus ganancias SIN necesidad de más clientes es, justamente, es el relacionado con las tres formas de construir tu negocio. Cuando abordamos ese tema, no falta la persona que suelte la pregunta común: “Álvaro, ¿con esto me voy a volver millonario?”.

Honestamente, no lo sé, y no lo puedo garantizar. Lo que sí puedo asegurar es que en ese curso aprenderás a vender más productos o servicios a más personas, y con mayor frecuencia. Esa es la fuente de la prosperidad de un negocio. Puede ocurrir que tu producto sea excelente, y que el mercado lo acoja y tus ganancias sean millonarias.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Conocer bien el mercado al que te quieres dirigir es indispensable para atraer nuevos clientes.

Puede ocurrir, porque el mundo de los negocios es impredecible, pero esa no es la promesa que te hago porque no la podría cumplir. Lo que sí sé, lo que sí puedo garantizar, es enseñarte las estrategias para que tu negocio, o cualquier empresa, se transforme en una máquina de producir dinero de manera consistente.

¿Sabes de qué hablo? De tres estrategias poderosas: conseguir más nuevos clientes, la primera; vender a más clientes existentes, la segunda; y crear clientes de por vida, la tercera. Lo mejor es que no son excluyentes, es decir, si escoges una no debes prescindir de otra, porque son complementarias. Ahora, entonces, empecemos por la primera.

Obtener nuevos clientes es un reto continuo para cualquier negocio, eso lo sabe quien ya se tiró al agua. Es una forma lógica y común de crecer para alcanzar ese objetivo de prosperidad del que hablábamos unos párrafos atrás. La premisa fundamental en este caso es actuar: sí, moverte, jamás quedarte quieto, porque el mercado no vendrá a ti.

¿Por dónde empezar?

Los principales caminos que te llevan a atraer nuevos clientes son una oferta de un producto que ya existe o el desarrollo de un producto nuevo. Es clave, por supuesto, entender que ese producto ya existente requiere una revalorización, una optimización, el añadido de una nueva característica que marque diferencias con su primera versión.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Hay varias opciones que puedes trabajar para conseguir nuevos clientes.

La elección del mercado correcto probablemente sea lo más complicado de esa tarea de atraer nuevos clientes. ¿Por dónde empiezo?, suele ser la pregunta. Necesitas conocer el mercado y, dentro de él, seleccionar un nicho que requiera eso que ofreces: los productos promocionales a medida son una buena alternativa para abrir la puerta.

Estos artículos son típicamente de interés general y efectivos para atraer la atención de los clientes. Además, lo más aconsejable es que sean sencillos: el logo y el nombre de tu compañía, con la información básica de contacto. Nada más. Pueden ser lapiceras, camisetas, pelotas de golf; depende del enfoque, la industria y el cliente objetivo.

Otra alternativa de comprobada efectividad es ofrecer productos a precios reducidos u obsequios a los clientes nuevos. Un pequeño incentivo que sirve para vencer la resistencia. Son avisos o volantes que incluyen cupones con precios especiales o que incorporan regalos para quienes se conviertan en clientes.

Otra opción atractiva es realizar un concurso. Sí, a la gente le encantan los concursos, especialmente aquellos en los que pueden participar gratuitamente. La clave está en llegar a la mayor de personas. Para reducir costos de publicidad, y alcanzar impacto, procura que los medios de comunicación locales le den difusión a tu iniciativa. Alíate con alguno.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Un concurso o un sorteo con un premio siempre son atractivos para la gente.

Finalmente, un sorteo con premios (una rifa) es otra estrategia que ofrece resultados positivos a la hora de atraer clientes nuevos. El éxito depende de ofrecer una dosis suficiente del producto o del servicio que ofreces para que la gente se interese y quiera participar. Por supuesto, el principal gancho está en el premio: ¡debe ser irresistible!

Y, claro, no descartes la opción de los medios sociales: blogs, podcats, videos y avisos publicitarios son alternativas interesantes para que los potenciales nuevos clientes te conozcan, se interesen en ti y en tus productos. La clave está en que el contenido sea de calidad, que le dé al mercado razones de peso para confiar en ti.

El esfuerzo por adquirir nuevos clientes, sin embargo, tiene algunas desventajas que no puedes olvidar. No es, por lo general, la manera más efectiva de generar ingresos, pues la relación costo-resultados habitualmente se inclina hacia el lado negativo. Sin embargo, no hay que desechar esta opción por eso: lo que necesitas es ser certero.


Pin It on Pinterest

Share This