En Internet no tenemos a nuestros clientes cara a cara, frente a frente. El audio y en especial el video logran lo que uno no puede hacer con facilidad comunicándose en solo-texto. El video humaniza el proceso. Sus lectores (léase clientes potenciales) les gusta saber que detrás de un sitio web hay personas de carne y hueso y no solo robots tratando de lograr la venta.

El video lo acerca a sus lectores. El video acelera el proceso de generación de confianza y credibilidad de la que tanto he venido hablando por años.

Lo curioso es que veo que pocos empresarios estén haciendo uso de esta herramienta. No publican un video blog. No ven el poder de esta herramienta de comunicación y quizás temen el temor al ridículo o quizás creen que grabar un video y distribuirlo es cuestión de genios o expertos en computación.

Nada se aleja más de la realidad que esto. Hoy en día grabar y publicar e incluso sindicar contenidos en audio o en video es una labor muy sencilla, práctica, económica y las ventajas son enormes.

Yo vengo publicando videos por años y estoy seguro que ha sido uno de los pilares de mi éxito. De hecho, empecé a publicar video cuando aún ni YouTube (o servicios similares) existían. En aquella época el proceso era muy complicado: grabar, digitalizar, convertir al formato FLV, procesar, crear un reproductor propio, hospedarlo uno en su mismo sitio web, pagar el ancho de banda… etc. Hoy en día basta con una cámara web o incluso una cámara de tomar fotos y hospedarla gratuitamente en algunos de los tantos servidores gratuitos dispuestos para tal fin.

Quizás recuerde cuando compartí mi experiencia en el 2004 (creo) con el huracán Charlie… pues bien hoy le voy a compartir 1 minuto de mi vida jugando con mis hijas en el parque y grabando un video para que se de cuenta de lo facil que es hacerlo…. pero lo más importante: cómo humaniza nuestra relación.

¡Que lo disfrute!

Pin It on Pinterest