Si usted no tiene un listado de distribución de correo electrónico (por suscripción voluntaria) para mantener contacto con sus visitantes y posibles clientes simplemente está desperdiciando dinero. Las cosas son así de sencillas: la gente compra a quienes conocen o en los cuales confía. Y no hay NADA en la Red que le permita establecer lo anterior como una publicación electrónica (boletin-e) en la que usted pueda mostrar a sus receptores que usted es bueno en lo que hace.

Empezar un boletín electrónico le permitirá estar en contacto con su audiencia y mantenerlos actualizados en sus productos y servicios actuales y futuros. Evitará la preocupación por que lo recuerden por que su nombre llegará a volverse familiar mediante sus comunicados. Aún más, podrá vender publicidad en la forma de avisos clasificados. Pero lo más importante es que estará estableciendo CONFIANZA y RELACIONES. Empezar una publicación electrónica por suscripción gratuita deberá ser una de sus PRIORIDADES.

Los boletines electrónicos son virtualmente una mina de oro para todos los involucrados. Los editores o escritores pueden crear artículos bien escritos e informativos y enviarlos a miles de suscriptores a bajos costos. Los lectores pueden recibir información de alta calidad directamente en su buzón de correo electrónico sin incurrir en costos de suscripción como en las revistas tradicionales. El profesional del mercadeo tiene la posibilidad de llegar a una audiencia bastante seleccionada a costos mínimos. Como podemos ver, los boletines electrónicos nos colocan a todos los involucrados en una situación de evidente ganancia.

Quisiera tomarme un momento para asegurarme de que entiendan el verdadero espectro y potencial de los boletines electrónicos, pues desde mi punto de vista son la herramienta de mercadeo más efectiva que existe en la actualidad en el ciberespacio. Ante todo, vale la pena recalcar que los boletines electrónicos nada tienen que ver con la práctica de envío no solicitado de correo electrónico, conocida como spamming.

Por el contrario, los boletines electrónicos son enviados ÚNICAMENTE a las personas que voluntariamente se suscriben al servicio. Los lectores no se ofenden por recibir dicha información, no tendremos problemas con nuestros proveedores de acceso a Internet y son una excelente herramienta para construir nuestro negocio en-línea. Producir boletines electrónicos de calidad, recibir boletines electrónicos y publicitar en los mismos es una práctica altamente recomendada para lograr el éxito de nuestros respectivos negocio en la Red.

Pin It on Pinterest

Share This