2018 está a la vuelta de la esquina, a unas cuantas horas de comenzar. Este 2017 es un mero recuerdo que nos dejó algunas cicatrices, unas agradables y otras, no tanto. Lo importante es que la vida nos da una nueva oportunidad para vivirla, en 365 etapas.

Esta época de fin de año es contradictoria: nos mortificamos con aquello que no pudimos hacer, con eso que se quedó a medio hacer, con aquello otro en lo que fracasamos. Y nos ilusionamos con eso que está por venir, un mañana del que nada sabemos.

Este 2017 fue un año muy intenso para mí, para mi equipo de trabajo y para mi familia. Y sería ingrato si no estuviera feliz por cuanto me brindó, más allá de que me enfrenté a dificultades inesperadas, de que quedé con algunas asignaturas pendientes.

Por eso, al 2018 lo espero con gran entusiasmo: quiero que sea mejor, haré cuanto sea necesario para que sea mejor. Agradezco lo que la vida me ha regalado, pero no me conformo porque sé que es mucho lo que puedo ayudar a otros, la misión de mi vida.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Haz lo que amas con quienes amas. Tu felicidad no tiene límites…

Para cumplir ese deseo, formulé 12 pensamientos que quiero compartir contigo. No es un libreto, no es una enunciación de propósitos, no es una fórmula mágica o un mapa que te lleve al éxito y a la felicidad. Son pensamientos que quizás estén sintonizados con los tuyos:

1) Ama: el amor por lo que haces, por quienes están a tu lado, por aquellos a los que sirves es la fuerza más poderosa que existe. Úsala, poténciala, disfrútala.

2) Escucha: sigue lo que dice tu corazón, que es sabio, pero no olvides que hay otros que pueden aportarte mucho; óyeles. Escuchar es comenzar a ser sabio.

3) Confía: cree en ti, porque tú eres tu mejor obra, tu gran proyecto. Sigue tus instintos y nunca dudes de lo que eres capaz: no hay límites si tú así lo dispones.

4) Aprende: cultiva el intelecto de tantas formas como te sea posible y desarrolla los dones y las habilidades que te regaló la naturaleza. Son un tesoro.

5) Crea: dale rienda suelta a tu imaginación, pero preocúpate también de llevar a la acción eso que está en tu cabeza. Crea un presente que sustente el futuro que anhelas.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Ama, ríe, comparte, juega, vive… Que 2018 sea el gran año de tu vida…

6) Equivócate: sí, fracasa. Por un poco de dolor, no te niegues la oportunidad de saber de qué estás hecho, de exigirte para sacar a relucir tu potencial. Cae, pero levántate.

7) Avanza: el primer paso es importante, sí, pero si no das otros más, y más, y más, en algún punto del camino te detendrás. Avanza, que pronto hallarás la recompensa.

8) Arriesga: despójate de tus miedos. Son pésimos consejeros y, lo peor, perdedores por naturaleza. Arriesga, porque tú eres un ganador, capaz de construir aquello que deseas.

9) Ignora: los halagos y lo que digan aquellos que no creen en ti. Lo que otros piensen de ti no es importante, no te ayudará a cristalizar tus sueños. Ignora y confía.

10) Juega: sí, disfruta, porque la vida es un carnaval si así lo quieres. Dedica tiempo a lo que te apasiona, no te prives de aquello que te alimenta espiritualmente. ¡Juega!

11) Comparte: tu conocimiento y experiencia, tu vocación de servicio, solo valen la pena si los comparten con otros. Se reforzarán y regresarán a ti multiplicados y enriquecidos.

12) Vive: cada día que te despiertas es un regalo invaluable. No lo desaproveches. Vive con las ganas del primer día, con la intensidad del último. Vive sin límites.

¡Feliz Año Nuevo, feliz 2018!

Álvaro


 

Pin It on Pinterest

Share This