Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Hola que tal, mi nombre es Álvaro Mendoza, director de Mercadeoglobla.com y a lo largo de este artículo le hablare acerca de las garantías de satisfacción y evolución del dinero. Si ha visitado mis páginas de internet, podrá ver que todas tienen un denominador común, en donde todas ofrezco una solida garantía del producto y del contenido, de lo contrario devuelvo el dinero a mis clientes.

Generalmente ofrezco una garantía del producto incondicional de 90 días, incluso en muchas ocasiones no pregunto la causa de la devolución y simplemente regreso el dinero, ya que doy por sentado que el cliente no está satisfecho con el producto.

Psicología de la garantía del producto

Las garantías de reembolso funcionan muy bien en la decisión de compra, ya que ellos perciben que están a punto de hacer un negocio libre de riesgos. Esto se logra porque:

  • La mayoría de los prospectos son escépticos frente a la compra de un producto nuevo o una persona nueva en el mercado, pero la promesa de reembolso ayuda a eliminar psicológicamente la parte de riesgo que percibe el cliente potencial.

 

  • Una garantía de dinero ayudará a superar las objeciones frecuentes que muchos clientes tienen a la hora de realizar una compra. Las garantías también ayudarán a incrementar el profesionalismo de nuestro sitio web, de hecho, los potenciales clientes desean saber si cumplimos con nuestra palabra y hacemos con el dinero de ellos lo que se promete en textos comerciales del producto.

 

  • La confianza que tenemos en nuestro producto, demostrada en el ofrecimiento de una garantía generosa e incondicional de satisfacción, sin duda ayuda a sus clientes a sentirse a gusto y a generarnos más ventas en el futuro.

Sí no podemos brindar una garantía por nuestro producto, la mayoría de las personas cuestionaran  la oferta y lo que es peor, es que compraran a una compañía que si les ofrezca este tipo de tranquilidad. Es posible ofrecer una garantía que se verá reflejada en el aumento de sus dividendos.

Trucos sobre la garantía del producto

Primero que todo, debemos explicar en qué cosiste la garantía en un texto, palabra por palabra en un lenguaje claro, preciso y sencillo. Asegurémonos de tener frases como “No se harán preguntas sobre sus devolución – reembolso garantizado”, esto dejará a los clientes satisfechos y más confiados.

La garantía del producto que esté condicionada a un número de requisitos, no es una buena estrategia. Este es un ejemplo de una garantía condicional: “Si usted pudo comprobar los métodos que hay en el curso y no cumplió con sus expectativas podrá recibir un reintegro completo”. Las personas no tienen la obligación de demostrarlo y no se sentirán a gusto con este tipo de condicionamientos.

Se debe poner un tiempo limitado a la garantía y también facilitarles el reembolso a los clientes, de lo contrario podríamos tener problemas legales. Las garantías por 30 días se utilizan mucho, pero es recomendable una garantía de 90 días.

La garantía del producto en todos los procesos comerciales

Hay que ser específico en todos los contenidos, desde la misma garantía, pasando por las cartas de venta, hasta el formulario de compra, dándoles la tranquilidad en todo momento a los clientes durante todo el proceso y haciéndoles ver que es una compra sin riesgos.

Si podemos hacer una oferta mejor que la del reembolso del dinero, podemos permitir que ellos se queden con el producto luego de la devolución del dinero. Esto hace que las personas piensen que la compra en nuestro sitio web no implica ningún riesgo, factor que lo asumimos nosotros y dando como resultado más órdenes de compra.

Hago un paréntesis en este punto para contar una pequeña anécdota “alguien me compro un producto y a la vuelta de dos o tres días me solicitó el reembolso a lo cual accedí de inmediato y esta personas me dijo lo siguiente: ¡Álvaro, tiene un cliente de por vida! En realidad yo estoy muy satisfecho con el producto, esto lo hice para verificar su honestidad y si las garantías que usted y su empresa están ofreciendo son reales, así que envíeme un link en donde pueda pagarle de nuevo el producto”.

Debemos comprender que es normal recibir peticiones de reembolso, ya que esto hace parte del negocio, esto no significa que el producto es malo. Caso diferente sería que todo el mundo sin excepción alguna este pidiendo lo mismo, pero generalmente las tazas de reintegro son bajas y están representadas en un índice menor del 1%.

La garantía del producto y las tasas de reintegro

Hay que establecer la tasa de reintegros, porque una vez establecida, podemos tomar las medidas para reducir el porcentaje. Es bueno realizar una encuesta a los clientes para ver como se puede mejorar los productos y de esta forma controlar y reducir la tasa de reintegros en gran medida.

Siempre hay que esperar algunas devoluciones, es un hecho, que habrá clientes insatisfechos en cualquier momento, es una realidad y hay que estar preparado para enfrentar todo tipo de clientes, desde el que  no lee las especificaciones y compra el producto, hasta los más deshonestos que lo compran y aun sabiendo que es de excelente calidad, piden el reembolso luego de descargar el producto a su equipo.

Cuando un cliente nos pide un reintegro, hay que ser atento y puntual, considerando que esos casos son una prioridad, ya que es mucho mejor tener que regresar el dinero a tener un cliente insatisfecho, puesto que estos se encargaran de hablar mal de le empresa y se creara una bola de nieve que nos puede afectar en el campo comercial.

Nunca tome la postura de no entregar el reintegro luego de haberlo garantizado, ya que el negocio sufrirá las consecuencias y tendremos clientes descontentos que considerarán que se actuó mal y tener problemas con el gobierno  o entidad de regulación comercial del país en el que nos encontremos.

Pin It on Pinterest

Share This