A menudo observarás que dos personas dedicadas el mismo negocio obtienen resultados significativamente diferentes a pesar de que aparentemente están haciendo las mismas cosas. Una de ellas puede que esté conquistando el éxito y la otra puede que esté fracasando tristemente. En efecto, puede que estén haciendo las mismas cosas pero la diferencia es que el que tiene éxito las está haciendo de un cierto modo, y de manera diferente a como las está haciendo la otra persona que está fracasando.

En este punto quiero que pongas mucha atención porque esta información puede cambiar tu vida.

Existen un montón de cosas que generalmente están a la vista, justo en frente de nosotros y a pesar de ello no logramos verlas, y esa es la diferencia entre una persona exitosa y otra que no lo es, la capacidad de observación, “la atención a la jugada”, el poder ver lo que para otras personas es imperceptible.

El perfil de un exitoso.

Principalmente la característica común a todas las personas de éxito es el creer que se puede, tener la total convicción de que el trabajo que uno esté realizando lo está conduciendo hacia el objetivo propuesto. Pero adicionalmente a esto y me atrevo a decir que es lo “segundo más importante”… es el observar y observar y observar.

Observa siempre.
Observar NO es mirar, observar es mirar analizando, y principalmente lo que debes observar cuando hablamos de negocios es a las personas que se mueven allá en la cúspide, en lo más alto de tu mercado, los que están dominándolo. Me ha pasado un montón de veces que he comprado un curso y al interior del mismo me encuentro con una revelación tan simple pero cargada de un poder inmenso que siempre estuvo en mis narices y no lo he visto hasta entonces. Las repetida ocurrencia de esta situación hizo que me imponga a mi mismo una nueva forma de ver las cosas, y en consecuencia también de hacer las cosas.

Observando a las personas exitosas y haciendo las cosas del mismo modo, lógica y naturalmente va a conducirte a lograr los mismos resultados o al menos muy similares, es una ley natural que ciertas causas producen determinados efectos. Si haces las cosas del modo correcto, el éxito llegará hasta ti con una certeza matemática.

Si descubres que el modo en que estás haciendo las cosas está muy lejos de parecerse al modo en cómo las está haciendo una persona exitosa, cámbiate inmediatamente hacia esa dirección y recuerda que…

“Un loco es aquel que haciendo las cosas del mismo modo una y otra vez, cree que algún día obtendrá  un resultado diferente.”

Lee y reflexiona.

Hay un dicho que reza cuanto sigue:

“Oír o leer sin reflexionar es una ocupación inútil.”

Por lo mismo que te mencioné anteriormente, cuando estés leyendo un artículo, un libro, un curso o cualquier tipo de información relevante, reflexiona, digiérelo, asegúrate de comprenderlo en plenitud de tal manera a aprovecharte al máximo de ese contenido.

Aprende a escuchar.

Lo mismo que observar, cuando estés escuchando hablar a una de estas personas exitosas, para la oreja, préstale toda tu atención, no te sustraigas del contexto en el que está hablando. Una simple expresión puede provocar una revolución en tu camino futuro al hacerte ver algo que no estabas percibiendo.

Y por último…

Aplica rápidamente lo que aprendes, llévalo al campo de juego de inmediato y establece mecanismos para medir tus resultados. Siempre debes medir el impacto de tus actividades de marketing. Si combinas TODAS estas “formas de hacer las cosas” de seguro obtendrás resultados que muchas veces te resultarán sorprendentes e inesperados.

Pin It on Pinterest

Share This