Nunca hemos hablado del tema, pero estoy casi seguro de que coincidirás conmigo: una de las peores torturas para el ser humano en el mundo moderno es oír la chicharra del despertador, cada mañana. ¡Justo cuando más profundo y plácido es tu sueño, en el momento en que la mente y el cuerpo más disfrutan del descanso!

Entiendo que es un mal necesario, pero eso no le quita el carácter de tortura. En especial, porque a ese molesto ruido le sigue una incontrolable sensación de amargura, de desazón. Como si fuera un castigo abrir los ojos y levantarnos, no una nueva oportunidad que nos da la vida para trabajar por nuestros sueños y convertirnos en seres felices y plenos.

¿Sabes por qué esa reacción negativa? Porque la mayoría de personas, infortunadamente, no es feliz con la vida que lleva. No es feliz con su trabajo, con su salario, con las personas que lo rodean, con el bienestar que le brinda a su familia. Y esa chicharra actúa como el disparador de las alarmas que le indican que debe enfrentarse a esa realidad.

No hay duda de que el gran problema de los seres humanos en el mundo moderno es la creciente inconformidad con el rumbo de su vida. Muchos son incapaces de obtener lo que desean y se les pasa la vida en medio de insatisfacción, frustración, ira y desespero. Lo peor es que no saben cómo cambiar esa realidad, o les da miedo dar el paso.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Ingresar a un programa de afiliados puede ser el camino para tener despertares agradables.

Como sicólogo clínico, déjame decirte que esa es una problemática que encierra graves consecuencias para la sociedad, no solo para los individuos. Por eso, desde mi rol como emprendedor procuro ayudar a las personas a encontrar la verdadera misión de su vida y les brindo herramientas (conocimiento, principalmente) para que superen ese escollo.

Lo primero que has de saber es que yo mismo sufrí esa situación durante algún tiempo. Fue antes de tomar la decisión de convertirme en emprendedor y darle un gran giro a mi vida. Trabajaba en mi profesión y de alguna manera lo disfrutaba, pero en el fondo vivía atormentado porque no me hacía feliz. Y cuando sonaba esa chicharra, ¡era lo peor!

Dar ese primer paso y romper con esa vida que no te satisface es algo que no todo el mundo está en capacidad de hacer. Algunos prefieren conformarse con lo que la zona de confort les ofrece, sin entender que lamentarse no soluciona nada. O esgrimen la excusa de moda, tras la cual se esconden sus miedos, que es el verdadero origen del problema.


Si te animas a dar el primer paso, si quieres dejar de sufrir cuando suena la
chicharra del despertador en las mañanas, ven, aquí estoy para acompañarte.
Internet es la mina de las oportunidades de oro y aquí hay una para ti.


Hace veinte años, cuando me tiré al agua y decidí que mi vida estaría ligada a la web, la vida se encargó de premiarme esa valentía: de la manera más inesperada, me abrió las puertas a ese universo ilimitado que es internet. ¿Cómo? Me vinculé al programa de afiliados de Amazon.com, que por aquel entonces solo vendía libros impresos.

¡No te imaginas cuánto aprendí!, más allá de que fue a través de ese esquema que obtuve mis primeros ingresos como emprendedor. ¡Wooowwww! Eso nunca se olvida. En aquel momento, no tenía idea de lo que significaba ser parte de un programa de afiliados; de hecho, tampoco sabía qué era un programa de afiliados, un concepto novedoso en 1998.

Mercadeo Global - Álvaro Mendoza

Haz clic sobre la imagen para disfrutar y descargar MG La Revista de marzo.

Se antojaba como un sendero estrecho e incierto, lleno de inquietudes, pero fue justo el que me condujo a ese valle del paraíso: los negocios por internet. Fue mucho, y muy valioso, lo que aprendí en este programa de afiliados, algo así como la escuela elemental (primaria) de marketing. Jamás habría llegado a donde estoy sin esta experiencia.

A lo largo de dos décadas de trayectoria en los negocios, he promovido los programas de afiliados mil y una veces. Y lo haré cada vez que entienda que el producto que se ofrece pude serles útil a mis clientes, a mis seguidores. Es, además, una interesante y a veces muy importante fuente de ingresos adicionales a la que no puedo hacerle el feo.

Si sigues las publicaciones de mis diferentes canales digitales, te habrás dado cuenta de que promoví un programa de afiliados llamado Negocios21pasos.com. Se trata de una increíble oportunidad que llegó a mis manos hace siete meses y me ha brindado grandes satisfacciones. Como soy un convencido de sus beneficios, lo ofrezco a mis clientes.

Si tu vida se amarga cada mañana cuando suena la chicharra del despertador, si el trabajo convencional que tienes no te satisface de ninguna manera, si tu vida es una constante lucha por robarle tiempo al tiempo para estar con tu familia o disfrutar lo que te gusta, quizás sea el momento de tomar ese estrecho e incierto sendero que conduce al valle del paraíso.

La vida es una sola, y es muy corta. No vale la pena desaprovecharla sentado en el lugar donde se consumen tus sueños, donde se apagan tus pasiones, donde se marchita tu felicidad. Si tu deseo es convertirte en emprendedor, si quieres transformar tu vida para bien, ser parte de un programa de afiliados quizás sea la alternativa que buscas.

Si quieres disfrutar la edición número 15 de MG La Revista, y descargarla para llevarla contigo a todas partes, haz clic aquí.

 

Pin It on Pinterest

Share This