Para la gran mayoría, los programas de afiliados son una manera agradable y fácil de ganar dinero en línea. Sin embargo, como muchas otras oportunidades en Internet, usted necesita estar al acecho de los estafadores.

Los estafadores de Internet están por todos lados y aumentan en popularidad. También hay, desgraciadamente, estafadores que están usando a los programas de afiliados para encubrirse.
Por más que resulta complicado asociar las buenas noticias con los estafadores de Internet, éstas también existen.

Esas buenas noticias son que hay maneras de asegurarse que usted se una a un programas de afiliados, consiga realizar las ventas, y realmente le paguen por esas ventas.

Como le mencioné previamente, un número grande de estafadores está empezando a usar los programas de afiliados como una máscara para cubrir sus estafas. Estos estafadores pueden asumir varias dimensiones diferentes, formas, y estilos. Uno de los más populares programas de afiliados involucra programas de afiliados que no pagan. Estos programas están vendiendo productos reales y legítimos. El único problema es que muchos de estos programas de afiliados no pagan. Eventualmente, usted termina haciendo un montón de trabajo por nada. Otros programas de afiliados bastante comunes, implican la venta un producto que ni siquiera existe.

No sólo que a usted no le pagan por su duro trabajo, sino que, sin darse cuenta y sin desearlo, usted está participando de una estafa que involucra a los consumidores, pues está tomando su dinero sin darles nada a cambio por lo que ellos han pagado.

Como ya expresé con anterioridad, hay varias maneras diferentes en las que usted puede prevenirse para no integrar un programa de afiliados que no pague. Una de esas formas involucra la elección de un programa de afiliados que sea muy conocido. Si usted necesita ayuda para la elección de un programa de afiliados, puede buscarla en línea. Hay un gran número de sitios Web en línea que dan la información exacta y puesta al día sobre una gran variedad de programas de afiliados. Existen también programas que están referidos regularmente a sus directorios de afiliados. Estos directorios están encargados de ejecutar los programas de afiliados de una compañía. Muchos de estos programas, que incluyen a LinkShare, vienen favorablemente calificados y recomendados para aconsejar cómo se conducen los programas de afiliados que ellos han listado en sus directorios.

Al mismo tiempo que investiga un programa de afiliados, usted puede también seguirle la pista al producto que se está vendiendo. Un gran número de clientes escriben las reseñas de sus productos. Muchas de estas descripciones, que pueden ser tanto positivas como negativas, también pueden encontrarse en línea.

Usted también puede chequear los sitios Web que son conocidos como sitios Web de estafadores. Los sitios Web de los estafadores permiten a los usuarios del Internet –como es usted–, dejar constancia de la manera en que ha sido estafado y por quién. Puede también encontrar información sobre los productos de mala calidad, individuos, compañías, e incluso programas de afiliados que no son considerados legítimos.

Al investigar un programa de afiliados –o incluso un producto–, es importante recordar que nada ni nadie es perfecto. Mientras que no es raro encontrar una o dos opiniones negativas, usted debe ser muy cauto si es que ve demasiadas críticas negativas.

Como es relativamente fácil evitar a los estafadores de un programa de afiliados, es aconsejable que efectúe la investigación. Si encuentra algo que le parezca fuera de lo normal o si a usted le levanta sospechas, le aconsejo que use su sentido común. A la larga, usted se alegrará de haber tomado esa decisión.

No solo evitando un programa de afiliados de estafadores estará seguro de que le paguen, pero sí le ayudará a mantener su buena reputación. La última cosa que usted debe hacer, es estar asociado con un programa de afiliados que no entrega los productos que promete. De hecho, su nombre o el nombre de su compañía podrían arrastrarse literalmente por el barro. Mientras que usted puede pensar que esto no tendrá un impacto duradero, le aseguro que sí puede, sobre todo si usted planea vender sus propios productos en un futuro cercano. Aun cuando sus productos sean productos de una gran calidad, muchos de los consumidores podrían recordarlo como la persona que los estafó con anterioridad.

Aunque es relativamente fácil descubrir una estafa en un programa de afiliados, hay algunos que pueden hacernos caer en la trampa. Si usted se da cuenta demasiado tarde que está envuelto en un programa de afiliados junto con estafadores, o incluso si se trata de un programa que está vendiendo productos de mala calidad, le aconsejo que salga de allí en cuanto le sea posible. Cortar los lazos le ayudará a asegurarse de que le paguen, así como también estará construyendo un buen nombre para usted.

ALVARO MENDOZA

P. D.: los estafadores de Internet en los programas de afiliados existen, pero usted no tiene que vivir temiéndoles. Simplemente, use su sentido común cuando tenga que escoger un programa de afiliados. El sentido común puede llegar mucho más lejos y tener más poder de lo que se imagina.

Pin It on Pinterest

Share This