¿Alguna vez sentiste miedo? Más que miedo, ¿pánico, de ese que te produce reacciones incontrolables?

Todos tenemos un miedo como ese, que a veces se transforma en fobia y, por eso, quedamos al borde del colapso nervioso si nos encontramos una araña, un ratón, una culebra o una mariposa negra, por ejemplo.

La pregunta es: ¿puede ese miedo, puede esa fobia, llevarnos a crear un negocio multimillonario?

Ese es el caso de Mikaila Ulmer, una niña de solo 12 años oriunda de Austin, la capital del estado de Texas (Estados Unidos).

La suya es una historia de fábula, literalmente, pero también un fantástico ejemplo de cómo hasta la más terrible experiencia de nuestra vida puede convertirse en el origen de un emprendimiento de características muy especiales.

El de Mikaila lo es en dos sentidos: por su éxito y, sobre todo, por su carácter social.

Una de las razones por las cuales esta historia me gusta tanto es porque la protagonista es una niña, que todavía asiste al colegio, que por supuesto no tiene estudios especializados en administración, o en marketing, tampoco una maestría o un posgrado.

Es la muestra de que para comenzar un negocio exitoso solo se necesitan dos factores: ganas y una oportunidad. Ella las combinó, además, con pasión y creatividad.

Esa es la clara demostración de que no existe un momento perfecto o siquiera ideal para convertirse en emprendedor.

Suelo escuchar disculpas muy variadas, algunas de ellas traídas de los cabellos, de boca de personas que, sencillamente, no saben lo que quieren.

Mikaila, en cambio, magistralmente guiada por sus padres, no solo superó su pánico, sino que además lo transformó en un negocio aleccionador.

Cuando tenía solo 4 años, a Mikaila, dos veces en la misma semana, la picaron las abejas.

¿Qué puede ser más aterrador para una niña como ella? Si tú tienes hijos pequeños, la entenderás perfectamente.

Obviamente, desarrolló una fobia y cada vez que veía una abeja o que alguna se le acercaba, entraba en pánico y sufría ataques de nervios.

La situación llegó a tal punto, que sus padres decidieron tomar cartas en el asunto.

La incentivaron para que investigara acerca de las abejas y aprendiera que, más allá de las picaduras, son insectos que le prestan un gran servicio a la humanidad.

Aparte de regalarnos la miel, que es deliciosa y nos sirve para preparar múltiples manjares, son las responsables de la polinización de múltiples especies vegetales, silvestres y agrícolas, una acción que se traduce en la diversidad vegetal y, además, en una garantía de supervivencia.

En Estados Unidos, algunas plantaciones como las de naranja, kiwi o almendros dependen exclusivamente de la polinización de las abejas.

De hecho, hay estudios que sostienen que al menos un tercio de los alimentos que consumimos los humanos han sido polinizados por insectos, especialmente por abejas.

El problema es que esta especie está amenazada, principalmente por el frecuente uso de fertilizantes químicos en las plantas.

Eso fue, precisamente, lo que aprendió Mikaila. Desde entonces, no solo se acabó el miedo por estos insectos, sino que se declaró Embajadora de las abejas.

Y esa pasión que desarrolló fue la oportunidad para no solo crear un negocio exitoso, sino también en convertirse en una celebridad en su país (hasta el hoy expresidente Barack Obama la recibió en la Casa Blanca) y también en un modelo de emprendimiento.

Dado que el problema con las abejas se había terminado, sus padres la motivaron a participar en dos eventos: el Action Children’s Business Fair y el Austin Lemonade Day, certámenes que promueven las iniciativas de los jóvenes en Texas.

Para que tuviera opciones de ganar, la abuela Helen le envió un viejo libro de recetas, escrito en 1940, que se había convertido en la biblia de la gastronomía familiar desde entonces.

Una de las recetas era la de una limonada preparada con semillas de linaza y menta, ingredientes a los que Mikaila les agregó, por supuesto, la miel. ¡Eureka! Resultó una bebida muy agradable al gusto y, además, muy saludable, completamente natural.

De ahí saltó, con solo 9 años, al programa Shark Tank (Tanque de tiburones), de la cadena ABC, donde su genial invento traspasó fronteras y alcanzó gran notoriedad.

En Shark Tank, los participantes compiten para convencer a los inversionistas de que el suyo es un proyecto exitoso.

A Daymond John, CEO de FUBU, una marca de ropa deportiva con ventas por 350 millones de dólares anuales, le llamó la atención la propuesta de Mikaila y decidió apoyarla con 60 000 dólares, a cambio del 25 por ciento del negocio.

Con ese capital, la genial emprendedora pudo montar su empresa.

En un país como Estados Unidos, en el que una persecución policial es un espectáculo capaz de paralizar a la audiencia, la historia de Mikaila Ulmer causó fascinación.

Más, cuando BeeSweet Lemonade, como se llama la empresa, comenzó a producir y comercializar refrescos de cuatro sabores: menta, nopal (útil contra la diabetes, el sobrepeso y problemas de la piel), limonada con té y jengibre.

La mejor parte de la historia, sin embargo, es que Whole Foods Market, una cadena de supermercados que vende productos naturales y orgánicos, originaria de Austin, le entregó a Mikaila ¡11 millones de dólares!, a cambio los derechos de distribución en cuatro estados del centro-sur del país: Texas, Arkansas, Luisiana y Oklahoma.

Eso la transformó en una precoz celebridad internacional, al punto que con frecuencia dicta charlas a otros emprendedores.

En esas ocasiones, Mikaila comparte las cuatro lecciones más importantes que aprendió:

1) Trabajar duro es un deber. Hay que ponerse varios sombreros: el del marketing, el de las finanzas

2) Necesitas pasión, y mucha. A mí me mueven dos pasiones: una, salvar a las abejas; otra, divertirme haciendo lo que me gusta

3) Necesitas inspiración, y esta viene de muchos lugares. Las más importantes fueron el libro de recetas de la abuela Helen, así como la tradición familiar

4) Puedes ser dulce, y también rentable. Mi negocio se enfoca en servir a otros; soy una emprendedora social


¿Quieres saber más de Mikaila?
Web: http://meandthebees.com/
Facebook: https://m.facebook.com/MikailasBees/
Twitter: https://twitter.com/mikailasbees/
Instagram: https://www.instagram.com/mikailasbees/
YouTube: https://www.youtube.com/user/beesweetlemonade?app=desktop
Pinterest: https://pinterest.com/MikailasBees/


Pin It on Pinterest

Share This