La educación es sin duda alguna la vía más rápida para llevar a cabo una actividad determinada, recuerda que…

“Nadie puede desatar un nudo si no sabe como está hecho.”

Sin embargo hay quienes se pasan la vida capacitándose, estudiando, aprendiendo, enriqueciendo su intelecto pero NUNCA pasan a la acción, aún cuando el sentido principal de capacitarse radica en poder posteriormente dedicarse a hacer ese algo, o llevar a la práctica los conocimientos adquiridos, es ahí cuando cobra sentido la acumulación de conocimientos.

Entonces, lo que esencialmente quiero transmitirte hoy es que constantemente debes capacitarte, eso nadie puede discutirlo pero… de igual manera debes aplicar cada cosa que aprendes para que puedas ver los resultados. ¡Debes ponerte en acción!

Hazte amigo de los errores.

No permitas que tu perfeccionismo te haga dar manotazos al aire. Una de las razones que suelen detener a las personas y evitar que decidan dar el siguiente paso luego de aprender, es el miedo a cometer errores, no le temas a los errores porque serán tus mejores maestros. Recuerda que…

“No es malo cometer un error, lo malo es que conociéndolo, vuelvas a caer en él.”

Las situaciones ideales no existen, siempre habrá algo que no tenías previsto y hará que las cosas no salgan exactamente como lo planeabas. Esto puede hacer que tus resultados se vean afectados, algunas veces, mermados y otras muchas veces, incrementados ante un “imprevisto” que resultó ser positivo. En cualquiera de los casos la única manera de avanzar es tomando acción y trabajando con un objetivo bien trazado y definido.

Entonces ya al despedirme permíteme repetirlo y perdona mi insistencia pero…

Toma acción, pon en práctica lo aprendido, no temas a los errores. Hazlo bien o mal, PERO HAZLO.

Pin It on Pinterest

Share This