Ser y estar

“Yo pude ser llorando a ese difunto”

Era el título de un cuento corto que el autor se negaba a cambiar.

Le ofrecí varias alternativas lógicas, pero no aceptaba ninguna.

Me llevó más de cuatro correos electrónicos intercambiados con el escritor, para descubrir lo que él quería decir.

Eso era: Yo pude estar llorando a ese difunto.

Esa forma, aunque no se aceptaría como correcta en un texto, sí está permitida para el título de un cuento.

Es un ejemplo típico del error más común que encuentro en los escritores latinoamericanos: la confusión entre el verbo ser y estar, o viceversa.

«Yo soy feliz de ser latinoamericano», es otro ejemplo.

Lo correcto sería: «Yo estoy feliz de ser latinoamericano».

Prof. Correctora Hilda Lucci
www.hildalucci.com.ar

Pin It on Pinterest