En el trayecto del trabajo en internet, hemos podido darnos cuenta que el 98% de las personas jamás leen cartas de ventas de pies a cabeza. Sin embargo, según los test que se han realizado, contrastando cartas de venta cortas, medianas, y largas, siempre se han producido más ventas en las cartas de venta largas.

Pero manteniendo todas las variables constantes excepto la de la extensión, las cartas de venta extensas, que no sean innecesariamente extensas, siempre ganan en ventas a las más cortas. Nadie las lee al 100%, completo, sin embargo, cada uno de acuerdo a su propia mentalidad va a leer algunas partes que son las que le van a hacer resolver o tomar la decisión de comprar o no comprar.

Una de las partes más importantes que hay que tener en cuenta  es, el titular, ya que este es la parte más importante, es lo que nos engancha para seguir escaneando hacia abajo. Por otro lado, la parte donde enumeramos los beneficios que reporta nuestro producto, es decir, los beneficios de nuestros productos es otra parte también muy importante.

La prueba social, no se debe dejar de lado, es decir la parte de testimonios o estudios de casos que presentemos  al interior de la carta de ventas, porque eso cierra muchas de las posibles dudas que tenga una persona en una carta de venta. Y finalmente es la parte donde estructuramos nuestra carta, es decir, donde presentamos la oferta.

Todos los pasos anteriores son los componentes indispensables para el buen funcionamiento de nuestra carta de presentación.

Pin It on Pinterest